11/01/2002 | 737

La banda que quebró al Provincia se hizo cargo de Economía

Remes Lenicov y todo su equipo forman parte de la «banda bonaerense y del Banco de la Provincia de Buenos Aires» que arruinó al Estado provincial y al banco en beneficio de los grandes grupos económicos.


La bancarrota llegó a tal nivel que el año pasado el gobernador Carlos Ruckauf estatizó las deudas de los grupos privados con el Banco de la Provincia de Buenos Aires. Por iniciativa de Ruckauf, la Legislatura provincial aprobó la emisión de un bono de 1.100 millones de pesos «con garantía de la coparticipación de impuestos», para absorber las deudas morosas o incobrables al 31 de marzo de 2001. Esto significa que «su costo recaerá sobre los contribuyentes bonaerenses, pero la cifra es difícil de estimar por el mecanismo usado, y que recibió respaldo en la Legislatura del PJ, la UCR y el Frepaso, es novedoso» (La Nación, 16/7/01).


Las deudas así estatizadas sumaron 1.924 millones, porque se agregaron unos 824 millones que ya habían sido previsionados por el banco. Aunque al mismo tiempo se formó un fondo fiduciario para cobrar lo que se pudiera de esas deudas estatizadas. Para facilitar los cobros, la Legislatura habilitó al comité a recalcular las deudas cuyo cobro debe gestionar, y disponer quitas» (ídem).


«El trámite legislativo que permitió transferir las deudas a cambio de la emisión de un bono y de la conformación de un fondo fiduciario fue muy rápido. Para explicar los alcances del proyecto, concurrieron al recinto el titular del banco, Ricardo Gutiérrez, y los dos directores por la Alianza: Oscar Cuattromo y Roberto Frenkel. Luego, fue aprobado por ambas cámaras en el Congreso Provincial» (Clarín, 15/7/01). Frenkel es ahora el representante de la Alianza en el equipo de Remes.


Aunque la Legislatura provincial no difundió los nombres de los deudores, «en la nómina de créditos que pasaron al fideicomiso *que podrá tercerizar las gestiones de cobranza* figura la deuda del Grupo Yoma (20 millones), la empresa de construcción de Víctor Gualtieri (97 millones), Tren de la Costa (55 millones), Show Center (113 millones) y Gatic (29 millones)» (ídem). Luego se conoció otro listado donde figuran Massuh, Alpargatas y Sasetru, entre otros. Esos créditos se otorgaron cuando Rodolfo Frigeri y Carlos Sánchez, ambos funcionarios del gobierno de Menem, dirigieron el Bapro durante la gobernación de Eduardo Duhalde. Sánchez fue viceministro de Economía durante la primera gestión de Cavallo y secretario de Industria en su segundo paso por el Ministerio de Economía.

También te puede interesar:

Las negociaciones secretas entre el gobierno y el FMI. Escribe Pablo Heller.
Otro de los jugosos negocios de los capitalistas con la crisis cambiaria y la retención de la cosecha.
Columna de Néstor Pitrola publicada en Perfil.com el 2-11-20.
Tapa de Prensa Obrera N°1608
Editorial. De la crisis económica y sanitaria a la crisis política. Escribe Pablo Heller