11/11/2015 | 1389

La «campaña del terror» llegó a las escuelas de 25 de Mayo


Convocaron a coordinadores, profesores y talleristas de los centros de actividades infantiles (CAI), de actividades juveniles (CAJ) y Patios Abiertos a una reunión que, supuestamente, tenía la finalidad de discutir y planificar una muestra de fin de año, pero dicha reunión fue para «organizar la lucha» contra el cierre de estos programas educativos no formales, haciendo hincapié en la incertidumbre sobre el futuro de dichos proyectos de contención social si gana, el próximo 22, un partido que no sea el sciolista.


25 de Mayo no podía quedar afuera de la «campaña del terror», así que quien está a cargo de la Dirección de Políticas Educativas de esta región, Fernando Herraiz, nos reunió para decirnos que votemos a Scioli. Es decir, le piden a la docencia de la provincia de Buenos Aires que viene sufriendo el ajuste implementado Scioli a la vista de todos, por mantener sin cobrar a casi 60 mil docentes, a que le demos el voto. Sólo los docentes de Tribuna Docente nos opusimos a esta estrategia del miedo y dejamos claro que la docencia bonaerense no tiene opción entre estos dos candidatos y debe organizar el voto en blanco.


No está de más aclarar que casi la mitad de los allí presentes fueron candidatos en las últimas elecciones por la lista que encabezaba Luis Buenaventura, el candidato directo de Daniel Scioli en esta ciudad.


Scioli y Macri no pueden sorprendernos con promesas sobre educación. Sus ministros ponen a luz que pretenden avanzar sobre los logros y las conquistas históricas de los trabajadores de la educación.


Desde Tribuna Docente entendemos que la defensa de la educación, pública, laica, gratuita, científica, de calidad, no proviene de quienes la han gestionado hasta el momento. Las divergencias de discursos no pueden ocultar que ambos comparten una agenda de ataque a las conquistas de los trabajadores y adaptación de la educación al mercado laboral, que profundiza su precarización. No hay voto útil o mal menor entre uno y otro.


Los recortes en todos estos programas no formales se vienen dando desde 2007, recortando horas o directamente dándolos de baja dejando sin trabajo a muchos docentes; nunca contemplaron desde el ministerio la bajada de fondos para los comedores sabiendo que los chicos pasan seis horas dentro de las instituciones. En enero de 2010 no cobramos el sueldo porque directamente se había cesanteado a todos los talleristas y profes argumentando el cierre de los Patios Abiertos. No es coherente que ahora nos quieran pedir el voto invocando el fantasma del miedo macrista.


El 22 votemos en blanco por:


• Una educación pública de calidad.


• Un salario mínimo igual a la canasta básica.


• Condiciones de trabajo dignas y la efectividad de todos los docentes y talleristas de programas socio-educativos.


• Para que los docentes no seamos el blanco de todos los tiros.


• Por la defensa impostergable de nuestros derechos.

También te puede interesar:

Sin ningún tipo de explicación dejó en la calle a 9 músicxs.
“Estas obras no resuelven las reales causas de las inundaciones.”
Se prepara una respuesta a esta política “nacional y popular”.
El intendente Rojas se “lava las manos”.
“El ajuste ya empezó”, señaló un funcionario del organismo financiero.