07/05/1998 | 584

“La CTA y el MTA deben romper con los partidos patronales”

Por un 1° de Mayo de unidad y lucha contra el hambre, la represión y la desocupación

Los abajo firmantes llamamos a recuperar el 1° de Mayo como día In­ternacional de lucha de los trabajado­res por mejores condiciones de trabajo y una sociedad sin explotados ni ex­plotadores.


En esta oportunidad denunciamos al gobierno de Menem que aplica un plan de hambre, entrega y represión, cuyo blanco principal somos los traba­jadores, los desocupados, jubilados y demás sectores populares. Nuestros abuelos se suicidan porque no pueden vivir con 152 pesos mensuales.


En Córdoba luchamos contra el go­bierno de Mestre que aplica la misma política, ahora despide bancarios del mismo modo que antes cesanteó em­pleados públicos y aspira a privatizar EPEC. Al mismo tiempo se pierden empleos en el Correo, en la alimenta­ción, etc.


Los trabajadores no podemos limi­tarnos a denunciar los atropellos. Nuestra obligación es movilizamos y atraer de nuestro lado a la mayoría del pueblo para luchar y romper las cade­nas de la explotación. Sobre todo cuando las patronales y el gobierno, el FMI y el Banco Mundial, quieren re­machamos el régimen esclavista de “flexibilización laboral”.


Nuestros dramas no se soluciona­rán cambiando un amo por otro, o sea votando a la Alianza contra el PJ. Estos dos partidos son muy parecidos en su sumisión a los grandes capitalis­tas y banqueros y sostenedores del Estado opresor, como se vio en la farsesca derogación de las leyes de impu­nidad. Menem, Duhalde, Mestre, De la Rúa y Fernández Meijide son va­riantes de una misma política de so­metimiento a los intereses de los gran­des monopolios capitalistas y los pul­pos financieros internacionales.


Solamente un proceso revoluciona­rio de liberación nacional y social po­drá abrir un nuevo panorama para los trabajadores.


Apuntando en esa dirección es que llamamos a todos los compañeros a repudiar a la burocracia sindical de la CGT, las 62 y el Moas. Hay que echar a los Daer de los gremios, entre otras cosas por haberse entrevistado con la delegación del FMI que recomienda un nuevo y brutal ataque contra el pueblo argentino y al ser también res­ponsables de la crítica situación que vive el pueblo.


La CTA y el MTA deben reflexio­nar sobre la, política de sus “aliados parlamentarios” (la UOE, el Frepaso, el duhaldismo) deben romper con los partidos patronales y reivindicar un frente político y reivindicativo de todas las organizaciones obreras y populares.


Debemos movilizarnos este 1° de Mayo como continuidad de los paros, puebladas, cortes de ruta y demás movilizaciones populares que desde el Santiagueñazo en adelante ganaron mayor altura. Estas luchas se refleja­ron en las importantísimas moviliza­ciones populares en varias ciudades del país con motivo de los 22 años del golpe de estado de 1976, quedando una clara delimitación política; de un lado el pueblo en la calle reclamando el juicio y castigo, del otro el Congreso Nacional con justicialistas, aliancistas, bussistas y procesistas votando en forma unánime por la absolución de los responsables de las 30.000 des­apariciones. Esta delimitación plan­tea para los trabajadores y el pueblo explotador actuar con total indepen­dencia política de los partidos y el Estado patronales y también su orga­nización política propia.


Esta Multisectorial como continui­dad de las acciones realizadas (repudio a la visita de Clinton, la movilización del 10 de diciembre, el acto contra el juicio de Oscar Martínez y demás lu­chadores populares y la movilización del 24 de marzo por la nulidad de las leyes de impunidad) convoca a realizar un acto combativo y unitario el próxi­mo 30 de abril a las 19 horas en Colón y Gral. Paz bajo estas consignas:


  • Abajo los gobiernos de Menem y Mestre.
  • Por la solidaridad con todos los; con­flictos, como el de los mineros de Río Turbio.
  • Por un inmediato aumento de los salarios y jubilaciones. Por un salario básico igual al costo de la canasta familiar.
  • Por el no pago de la deuda externa.
  • Por la duplicación de los presupues­tos de salud y educación. Por la dero­gación de las leyes Federal de Educa­ción, de Educación Superior y la ‘re­forma1 educativa de Mestre
  • Basta de suspensiones y despidos (Fiat, autopartistas, bancarios}. Por el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario.            ¡
  • Por un seguro de desempleo de 500 pesos para todos los desocupados mayores de 16 años.
  • Por la reestatización sin indemniza­ción de Lockeed, Aguas Cordobesas, centrales eléctricas y todas las empre­sas privatizadas.
  • Abajo la flexibilización laboral. Con­venios colectivos por industria con pa­ritarios elegidos por asamblea.
  • Por el desprocesamiento de los mil luchadores. Por la libertad de los presos políticos, Por la anulación efectiva del Punto Final, la Obedien­cia Debida y los indultos.
  • Por una central obrera clasista, de­mocrática y de bases, por la expulsión de los jerarcas traidores de los sindica­tos y la CGT.
  • Por un urgente plan de lucha y un paro nacional de 48 horas.
  • Por la solidaridad internacional con los pueblos que luchan contra la opresión capitalista y el imperialis­mo (los campesinos brasileños, los trabajadores bolivianos, los palesti­nos, etc.). Por la defensa de las con­quistas de la Revolución Cubana, contra el bloqueo imperialista. De­fensa del pueblo iraquí contra la agresión de los imperialismos yan­qui e inglés.

También te puede interesar:

Sobre un informe acerca de la concentración empresaria y la inflación.
La burocracia sindical no defiende a los luchadores y activistas que enfrentan las reformas antiobreras.
Habrá una columna independiente con la docencia universitaria de AGD, los centros de estudiantes combativos y las Juntas Internas de ATE.
Para defender el bolsillo popular hay que aumentar los salarios y jubilaciones.