14/09/2021
Paso 2021

La elección en Santa Fe

candidata a diputada nacional por el FIT-U en Santa Fe

Las elecciones primarias de diputados y senadores nacionales en Santa Fe arrojaron una derrota del Frente de Todos, y un golpe duro al gobierno de Omar Perotti y Alberto Fernández. En las categorías nacionales, Juntos por el Cambio sacó 10% más que la lista del FdT (40,1% a 29,13%), lo que no resolvió la crisis interna que los llevó a tener cuatro listas en las Paso. Por estas horas aún discuten quién ganó, con una denuncia solapada de fraude que irá al escrutinio definitivo.

La interna del PJ, que llevó al gobernador y a la vice en dos listas opuestas, fue feroz y paralizó al gobierno. La victoria de la lista apadrinada por Alberto, Cristina y Perotti contra Agustín Rossi y el Movimiento Evita solo mostró el peso del aparato del Estado, que se consumió en una pelea interna mientras avanzaba la derecha, al calor del ajuste contra salarios y jubilaciones. La farsa del “gobierno de compañeros” quedó a la vista de todos.

Macri y Bullrich también salieron derrotados de la elección en Santa Fe, porque su candidato –el vicepresidente del PRO, Federico Angelini- quedó en tercer lugar. Estaría ganando Carolina Losada, la periodista amiga de Baby Etchecopar, que fue en la fórmula con el intendente de Avellaneda y encargado de organizar las marchas “en defensa de la propiedad privada” de Vicentin. Además le valió el apoyo del aparato de la UCR cambiemita, que bancó a Losada contra Maxi Pullaro, un radical que hasta  anteayer revestía en las filas del Frente Progresista como ministro de Seguridad de Miguel Lifschitz. La campaña fachista de ambos no tuvo disimulo.

El Frente Amplio Progresista marca el paso en el mismo, lugar con el 10% de los votos. El PS gana la interna para cargos nacionales, pero pierde por mucho en la categoría de concejales en Rosario frente al armado del intendente Pablo Javkin. El progresismo continúa en desintegración y retroceso.

De conjunto, de los 19 departamentos de Santa Fe, JxC gana en 14, en tanto que el FdT solo se impuso en 5, entre ellos San Lorenzo y Rosario, donde es mayor la presencia obrera. El poder sojero apoyó a la derecha pero también la población castigó con el voto al gobierno que la viene ajustando, es lo que explica que departamentos como Constitución quedara pintado de amarillo. Veremos si pueden consolidar este resultado.

El Frente de Izquierda

El FIT-U pasó a las elecciones generales con el 1,7% de los votos para diputados nacionales y 1,69% para senadores. Se mete así en la campaña que se viene como la única expresión de la izquierda en Santa Fe -ya que el MAS sacó un 0,38%. En la interna, la Lista Unidad del PO, PTS e IS se impuso con el 67,86% sobre la lista del MST, que sacó el 32,13%; una victoria que se constató en la totalidad de los 19 departamentos. El resultado, más que modesto en el contexto de la gran elección de un millón y medio de votos del FIT-U a nivel país, se mantiene dentro de los márgenes electorales de la izquierda en Santa Fe.

Desarrollamos una campaña enorme en Rosario junto al Polo Obrero, y también recorrimos la provincia llegando a localidades donde no tenemos inserción militante. Nuestros ejes políticos fueron la denuncia del ajuste feroz de los gobiernos para cumplir con el FMI y pagar una deuda impagable, lo que es apoyado por la oposición patronal. La defensa del trabajo genuino, de un salario equivalente a la canasta familiar y el 82% móvil para las jubilaciones.

Nos empeñamos en explicar la necesidad de recuperar el complejo agroexportador, nacionalizando los puertos que están privatizados, como así también el comercio exterior y la banca. Un planteo programático que cuestiona los fundamentos del régimen narcosojero de Santa Fe: contra el saqueo de los pulpos cerealeros, en oposición a la depredación ambiental y para desmantelar las redes de narcotráfico, contrabando y trata. El Partido Obrero en el FIT-U fue la única fuerza que presentó un verdadero programa de salida a la crisis económica, social y de violencia que azota la provincia.

Cabe destacar que nuestra campaña empezó tempranamente con la lucha por conquistar la personería político partidaria, una actividad que desarrollamos en plena pandemia, recorriendo los barrios de la provincia con una tenacidad propia de las grandes causas. Vayan estas líneas para felicitar al equipo de legalidad provincial y a lxs compañerxs de Buenos Aires y Capital Federal que contribuyeron con la tarea.

Concejos que sí

Pasamos las Paso para concejales en Capitán Bermúdez, Granadero Baigorria, Villa Constitución y Beltrán. En San Lorenzo estamos a 40 votos de superar el piso con el escrutinio definitivo frenado en el 92%, por lo que María Silvia Remondino del PO y la Lista Unidad está a pocos votos de pasar. En Villa Constitución sacamos el 3,3% de los votos válidos, en una  buena elección encabezada por un compañero del PTS y militada a pleno por el poderoso Polo Obrero de Villa, que ha sido sin duda un factor revulsivo de la política local.

En Capitán Bermúdez, Claudio Cítara de la lista Partido Obrero obtuvo el 3% de los votos válidos. Jorgelina Signa, de Política Obrera, obtuvo el 4,3%. Entre ambas listas la izquierda saca arriba del 7%, una buena elección que igualmente es un retroceso, relacionado a la ruptura del PO y al hecho de que toda banca es una conquista colectiva.

En Granadero Baigorria, Liliana Vila de la Lista Partido Obrero y trabajadora del Hospital Eva Perón ganó la interna y pasa a las generales, en una muy buena elección del norte de Rosario. En Beltrán pasamos el piso pero la interna la ganó el MST.

De las cuatro localidades donde se presentó Política Obrera (Bermúdez, Beltrán, San Lorenzo y Baigorria) sólo pasaron las Paso en Capitán Bermúdez. En las otras tres estuvieron por debajo de las listas del Partido Obrero en el FIT en cantidad de votos -en San Lorenzo y Baigorria por amplia diferencia. Está claro que la referencia política de la izquierda quedó patentada en nuestras listas. Destacamos que no fijaron posición sobre las votaciones a diputados y senadores nacionales, ni para las elecciones a concejo en Santa Fe y Rosario. Una decisión rabiosamente sectaria, que le dio la espalda al campo de clase que logró reagruparse para enfrentar a los partidos del régimen. Una política liquidacionista de la izquierda que los está llevando a la disolución.

Donde no pasamos

No pasamos el piso en Rosario, Santa Fe y Villa Gobernador Gálvez, las ciudades más numerosas de Santa Fe, donde encabezaban los compañeros del PTS. Tampoco pasamos en Reconquista, Cañada de Gómez, Pérez y Pueblo Esther, parte de las localidades que encabezaba el PO, que armó listas en 13 municipios. El piso a superar en las categorías locales es el padrón de votantes y no de los votos reales emitidos, una distorsión que se vio agravada por la caída de votantes que rondó el 62% del padrón electoral.

Por caso, en Reconquista sacamos el 1,84% de los votos válidos, un crecimiento electoral ligado a nuestro apoyo a las luchas de la mujer y de Algodonera Avellaneda, una buena votación en un distrito donde arrasó JxC, pero que igual nos dejó afuera. También es el caso de Villa Gobernador Gálvez, donde obtuvimos el 2,67% de los votos válidos y vamos a pelear pasar en el recuento definitivo.

El caso de Rosario merece un análisis diferente. La alianza FIT en concejo obtuvo el 1,66% de los votos válidos, lo que representa el 0,85% del padrón, que en números absolutos son 6.824 votos  (Lista Unidad 5.602, Lista MST 1.222). Para diputados nacionales en el departamento Rosario obtuvimos 14.267 votos absolutos, de los cuales 2.943 corresponden a las ciudades del Gran Rosario –VGG, Baigorria, Funes- y 11.324 a la ciudad de Rosario en sí. Es decir que no logramos retener en concejo los votos que sacamos para las categorías nacionales.

Está claro que la presencia de Ciudad Futura, una formación ligada a la CTEP de Juan Grabois, tiene que haber capturado parte de nuestros votos, pero este fenómeno también lo tuvimos que enfrentar en diputados nacionales, donde competíamos con Carlos Del Frade. La presencia del progresismo y de formaciones que son consideradas de izquierda, pero tributan al Frente de Todos, son bloqueos que no logramos superar. Para hacerlo, en primer lugar, hay que delimitarse de ellos y no ensalzarlos, lo cual es un balance que entendemos es clave para que el FIT en Santa Fe se supere a sí mismo.

Junto con esto, la doble candidatura de Octavio Crivaro (primero a concejal en Rosario y segundo a diputado nacional) golpeó negativamente, ya que sobran los cuadros para destacar en la izquierda y una parte importante del activismo vio con malos ojos esta decisión. Tuvimos que dar muchos debates para explicar la decisión unilateral de los compañeros del PTS y evitar la fuga de votos hacia otros espacios.

Nuestra campaña

El Polo Obrero fue sin lugar a dudas el gran protagonista de la campaña, pegando un salto de vanguardia piquetera que lucha contra el hambre y la miseria, a voceros políticos de una alternativa obrera y socialista en cada uno de sus barrios. En nuestras planillas de Rosario constatamos una caída de la votación en el centro y un crecimiento en los barrios donde se desplegó el Polo, actividad que lamentablemente no fue acompañada por el resto del FIT. En Nuevo Alberdi, donde se organiza una de las asambleas más fuertes, el FIT-U sacó para diputados nacionales el 5,44%, mientras que la lista “Soberanía Popular” de Carlos Del Frade obtuvo el 3,11%. Una relación que se pierde a nivel provincial, donde ese  espacio obtuvo el 3,22%.

El Polo Obrero fue el factor político que garantizó que la izquierda pueda dar pelea en las generales. Los masivos actos en las barriadas, los centenares de mesas de agitación desplegadas, los volanteos puerta a puerta, las pegatinas, las recorridas por fábricas y lugares de trabajo, hicieron la diferencia en una campaña dominada por los partidos de gobierno. Sólo los dos últimos días de campaña el PO realizó cinco actos masivos en Villa Constitución, ciudad de Santa Fe y en las zonas sur, norte y centro de Rosario. Reagrupamos 700 fiscales que de forma militante defendieron los votos del FIT-U en la provincia.

Para el Partido Obrero el desafío es incorporar a esta vanguardia y armar nuestra organización donde no estamos. Los magros resultados electorales no deslucen en nada el hecho de que salimos fortalecidas después de una extraordinaria campaña militante. De cara a las generales, se abre una nueva batalla política en un nuevo cuadro, con la integración de Rossi a la lista de oficial del PJ y con menos listas en juego. Las candidaturas conquistadas serán un instrumento clave para desarrollar una alternativa obrera y socialista en toda Santa Fe, contra los partidos responsables de hundir a la provincia en el hambre, la miseria y el narcotráfico.

También te puede interesar:

Los audios de la diputada kirchnerista son autoincriminatorios.
El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.