Políticas

19/7/2007

|
1001

La Federal y la guerra de narcos


Desde hace meses, los medios reflejan la violencia que se vive en el Bajo Flores. Explican que sería el fruto de una guerra entre distintas bandas de narcos por el control del negocio. Aparentemente, detrás de esta red se encuentra gran parte del comercio de drogas de la ciudad y de la provincia. Se ha creado un clima de terror en el barrio. Los enfrentamientos a balazos, en plena villa, ya provocaron la muerte de un niño y varios heridos.


Algunas revelaciones ponen en evidencia que la guerra entre las bandas se ha convertido en una guerra por el acaparamiento del negocio entre los narcos de la villa y la policía.


Desde hace tiempo, el negocio de la droga en la villa cuenta con el aval y la protección de la Federal. La Comisaría 38a. fue denunciada por encubrimientos y aprietes para mantener la “tranquilidad” del negocio. No sólo mantuvieron un acuerdo con los narcos y les brindaban protección; también utilizan la extorsión como parte de la recaudación de su caja.


La policía deja zona liberada para la venta de drogas y para el robo a mano armada y distintos ataques a los vecinos y trabajadores del barrio. El PO del Bajo Flores denunció que la inseguridad que se vive en el barrio proviene de un lugar: la Comisaría 38a. y la propia Federal.


A lo largo del año, en tres oportunidades entraron a robar en el local del Bajo Flores donde se organizan el Polo y el Partido. Estos ataques a nuestro local fueron denunciados por medio de una declaración repartida en todo el barrio e incluso radicamos una denuncia en la Comisaría 38a. con la presencia de Marcelo Ramal.


Federal vs. narcos


Lo que durante todo un período fue un matrimonio por conveniencia, ha terminado en una guerra. Según Noticias Urbanas, un comisario declaró (pidiendo que no se señalara su nombre) que detrás del reciente asesinato en Villa Urquiza de una pareja peruana no se encontraba ni la banda de Marcos (capo de los narcos), ni se trataba de un ajuste de cuentas. "Que la banda de Marcos acuse recibo de sus pendejadas (…) Los perucas hicieron mucho ruido (…) Las ventas caen y el tema en los medios no nos favorece”. El semanario señala que los que mataron a la pareja peruana no son otros que policías que buscaban dejar en claro que, de ahora en más, el negocio de la droga en el Bajo Flores se reorganiza bajo su batuta.


La Bonaerense también quiere su tajada


Las sumas fabulosas provenientes del negocio desatan envidias. La Bonaerense quiere involucrase en el negocio, lo que probablemente termine de convertir al barrio del Bajo Flores en un Far West entre federales y bonaerenses. Las apariciones de la Bonaerense en los medios, sugiriendo la fuga de los narcos a su territorio, y los posteriores allanamientos realizados por policías de La Matanza en la Villa 1-11-14 desataron la furia de la Federal y pusieron de manifiesto la lucha por el reparto.


La inseguridad viene de arriba. Organicémonos


La exigencia de Macri del traspaso de la Federal no es ninguna salida a la crisis de inseguridad de la ciudad. La Federal de ninguna manera puede ser el vehículo para combatir la inseguridad; su propia existencia incluso la acrecienta.


Macri pretende tener bajo sus mandos a las mafias policiales para incrementar la persecución y la represión sobre las organizaciones populares.


La inseguridad viene de arriba y la salida es organizarnos para enfrentarla.


Reclamamos la inmediata disolución de los aparatos represivos y debatir la conformación de una fuerza de protección ciudadana surgida a partir de las organizaciones sociales, de derechos humanos y de los trabajadores de la ciudad.


En el Bajo Flores llamamos a los vecinos y trabajadores a organizarse junto al Partido Obrero y al Polo Obrero para desenvolver este planteo y enfrentar la miseria, la inseguridad y la catástrofe social provocada por este gobierno y su régimen en decadencia.