05/06/1997 | 542

La Ley Antiterrorista va al Código Penal

Finalmente hubo fumata blanca entre la Ucr, el Frepaso y el Pj en el tema de la ley ‘antiterrorista’.


Todo indica que no habrá ley, pero no se trata de un paso atrás, sino de una pérfida maniobra para hacerla pasar bajo otra forma.


Los abogados León Arslanian (menemista), Ricardo Gil Lavedra (Ucr) y Eugenio Zaffaroni (Frepaso), se reunieron en el Congreso con legisladores de todos los bloques, para incorporar en el Código Penal la represión ‘antiterrorista’; bajo ciertas condiciones, la figura del «agente encubierto»; y, sin reservas, las figuras del «testigo protegido» y el «arrepentido» (Clarín, 22/5).


Provocación legal


La cuestionada figura del «agente encubierto», es decir, de un espía provocador, fue admitida «sólo para casos de terrorismo internacional» (ídem, 22/5).


Pero una vez que se admite la acusación penal sobre la base de lo que declare un «agente secreto», se está autorizando al provocador a fabricar discrecionalmente una»conspiración internacional».


Esto porque el proyecto «consensuado» autoriza, además, al agente, a declarar sin que se conozca su identidad y sin control de la prueba por los abogados de los acusados.


El jarrón de Coppola


Lo mismo vale para el «arrepentido» y el «testigo protegido», dos figuras samanthescas cuyo resultado está a la vista.


El juez Bernasconi está a las puertas del juicio político porque fraguó una causa contra Tarantini y Coppola, con pruebas falsas ‘sembradas’ por «agentes encubiertos»(Noticias, 25/5).


Es decir que la Ucr, el Pj y el Frepaso admitirían los probados métodos del doctor Bernasconi. ¡Esto mientras le inician el juicio político por ese mismo motivo!


Claro que todo esto se justifica bajo el loable argumento de esclarecer el atentado a la AMIA.


Pero, precisamente, la banda de «encubiertos» de Bernasconi está también acusada de conexión con ese atentado. ¿Esta clase de «agentes» combatirá los crímenes genocidas?


El acuerdo Ucr-Pj-Frepaso sale desde el mismo fondo del jarrón de Coppola.


Sin ley


El extraordinario rechazo popular al proyecto ‘antiterrorista’ ha obligado a posponer su tratamiento en los dos últimos meses.


Se habría acordado en la reunión de partidos no votar el proyecto como ‘ley antiterrorista’, sino como una modificación de algunos artículos del Código Penal.


La maniobra le permitirá al Chacho Alvarez aparecer en televisión y decir —sin ponerse colorado— que él ‘jamás’ aprobará la rechazada ley.


Pero la verdad a medias, es decir, la mentira, consiste en que no la aprobarán de una sola pieza, sino disfrazada de a «pedacitos», en distintos artículos del Código Penal.


Lo más grave de todo no es, sin embargo, lo que fue motivo de algún debate, sino aquello que no mereció ninguno.


Los denodados ‘antimenemistas’ no se han pronunciado contra la parte del proyecto menemista que autoriza a los «encubiertos» a actuar en partidos u organizaciones sindicales y populares.


El proyecto admite la investigación de todo tipo de asociaciones, no sólo las ilícitas.


Denunciamos estas nuevas maniobras ‘consensuadas’ y la pretensión de modificar, bajo estos términos, el Código Penal.