15/06/2016 | 1415

La lucha contra el tarifazo en Necochea

Con un cacerolazo en la puerta de la empresa de gas Camuzzi, en Necochea se puso en pie un movimiento que busca frenar el tarifazo. Planteado el reclamo frente a los capitalistas que buscan zafar de la crisis con aumentos brutales que alcanzan el 1.000%


Con un cacerolazo en la puerta de la empresa de gas Camuzzi, en Necochea se puso en pie un movimiento que busca frenar el tarifazo. Planteado el reclamo frente a los capitalistas que buscan zafar de la crisis con aumentos brutales que alcanzan el 1.000% (sí, mil por ciento, es decir, facturas que pasaron de 100 a 1.000 pesos), el Partido Obrero junto con los vecinos nos movilizamos a la municipalidad, adonde nos dirigimos cortando el tránsito, sumándose los vecinos con bocinazos y expresiones de apoyo. Los vecinos fueron recibidos por el secretario del intendente, Facundo López, uno de los pocos que logró una reunión personal con el ministro de industria. Aunque aseguraron que las “gestiones” buscaban detener el aumento, es evidente que los esfuerzos estuvieron colocados en recategorizar a Necochea como “zona fría” (quitándola de la “zona pampeana”, a la que pertenece actualmente), para que el tarifazo no sea “tan alto”, pero se ejecute al fin.


De todas maneras, las perspectivas de estas gestiones no parecen tener un resultado en el corto plazo, dado que, tal como nos informó a los delegados del movimiento el secretario de gobierno en una reunión, el municipio presentó un amparo conjunto para detener el aumento. Dicha presentación tuvo como justificación un argumento legalista: que no se habían llevado a cabo los pasos exigidos por la Constitución para aplicar el aumento.


En la reunión, planteamos que los amparos tenían una aplicación tardía, frente a un problema urgente, y que, por otro lado, no resultaban en una solución de fondo, dado que tienen una vigencia acotada, en caso de ser aprobados. Asimismo, expresamos el reclamo de muchos vecinos de las dificultades para solicitar la tarifa social, exigiendo al Municipio que se tomen las medidas necesarias para que todos quienes actualmente cumplen los requisitos para tener tarifa social, la obtengan automáticamente, sin necesidad de probar su pobreza frente a los burócratas de la Anses y gas Camuzzi. Finalmente, planteamos, frente a los intentos kirchneristas de conformar una “multisectorial ciudadana”, que estamos frente a una cuestión de clase: los capitalistas, representados por el Estado, buscan que los trabajadores paguemos la crisis. 


Vamos, en Necochea y en todo el país, por una coordinadora que unifique las distintas reivindicaciones del movimiento popular para golpear juntos con un plan de lucha para retrotraer las tarifas al 1° de enero, que se abran los libros contables de las empresas de servicios bajo control de los trabajadores.

También te puede interesar:

La banca del PO exigió una licitación, la apertura de las cuentas públicas y la interpelación a Ivancich.
Organicemos el rechazo y una salida que defienda los intereses populares.
Estos ataques hay que responderlos con la organización de usuarios y trabajadores.
El gobierno les pide a las distribuidoras que incluyan en la boleta el monto subsidiado por el Estado.