23/07/2020

La Plata: oleada de piquetes contra los cortes de luz y agua

Garro y Kicillof no hacen nada frente al sabotaje de las empresas de servicios para imponer aumento de tarifas.

Estos últimos 20 días ha subido la tensión social en la periferia platense. Grupos de vecinos de diferentes barrios de toda la región han organizado piquetes en reclamo a las empresas proveedoras de servicios por los cortes sistemáticos que no cesan en medio del peor cuadro de pandemia en el que la curva de contagios superó la barrera de los 2100.

Los cortes de calle, con quema de gomas en su mayoría, tuvieron lugar en barrios de Villa Elvira, Altos de San Lorenzo, el Mondongo dentro del Casco Urbano, sectores de Tolosa (como La Bajada y el Triunfo), Olmos, Melchor Romero, Abasto, Etcheverry, Aeropuerto, Los Hornos, Berisso y Ensenada. Los argumentos de lxs vecinos para llevar adelante estas acciones tenían en común la necesidad de hacerse escuchar luego de una seguidilla de reclamos que llevan semanas y hasta meses.

En la mayoría de los casos no hay respuestas efectivas por parte de las empresas, Edelap y Absa, que se han acercado a algunos pocos lugares de conflicto, porque las cuadrillas técnicas no dan abasto, resolviendo la situación de forma limitada. Desde Edelap fundamentan la crisis en “la incidencia de las conexiones clandestinas en la red eléctrica en invierno”. Sin embargo, los cortes de luz se suceden tanto en estas épocas del año como en verano, sumado a que no se han realizado obras de adecuación de las redes de tendidos eléctricos frente al crecimiento poblacional en la periferia de la región en los últimos 20 años.

Lo mismo sucede con el servicio de agua potable ya que ABSA no garantiza el acceso seguro a miles de platenses. La prolongada extensión territorial de los focos de conflicto pone en evidencia la responsabilidad de las empresas monopólicas que han (des)manejado los servicios de la región, aún recibiendo subsidios estatales multimillonarios hasta los últimos años del macrismo y aumentando en un 3 mil por ciento las tarifas para la población platense.

Pero los problemas no se limitan a la periferia ni las responsabilidades solo a las empresas de servicios. Dentro del casco urbano también se produce un desabastecimiento crónico. En las últimas décadas se ha constituido un desfasaje entre un crecimiento desmedido de la construcción inmobiliaria y una desinversión en infraestructura que ha quedado obsoleta frente a las nuevas necesidades. La vía libre al avance de los grandes pulpos inmobiliarios de la región, como Dacal, Building, Moragues, otorgada por parte de los intendentes, es una cuestión sustancial que argumenta este aspecto de la crisis habitacional.

Mientras avanza la pandemia con el peligro de un colapso sanitario, tanto el intendente Garro (Juntos por el Cambio) como el gobernador Kicillof, del que dependen los convenios con las prestadoras de servicios, no sólo vienen dejando pasar el sabotaje patronal, sino que han dispuesto de la policía bonaerense para reprimir los piquetes que sí enfrentan el lockout patronal que viene perjudicando a más de 200 mil personas.

Desde el Partido Obrero y el Polo Obrero apoyamos los reclamos de las familias trabajadoras y los piquetes populares frente al abandono de la población por parte de todos los gobiernos. Planteamos un plan de emergencia de abastecimiento de luz eléctrica, agua potable y gas con la colocación urgente de transformadores que cubran la demanda eléctrica actual, como de medidores por unidad de vivienda; la prestación gratuita de garrafas como la provisión de agua potable las 24 horas con camiones hidrantes, de la mano del comienzo de un plan de extensión y actualización de la infraestructura existente. Junto a ello, reclamamos la reubicación temporal de las y los vecinos que lo requieran en plazas de hotel y viviendas ociosas y un plan de urbanización de las villas y asentamientos de toda la región, para terminar con la vivienda precaria, las inundaciones y la carencia de servicios básicos.

Estatización bajo control obrero y sin pago de Edelap, Absa y Camuzzi. Apertura de los libros contables y prohibición de tarifazos!

Organicémonos en asambleas barriales para votar un programa y un plan de lucha en todas las zonas afectadas!