16/08/2014

La represión de Bardón-Alperovich


Como es de público conocimiento el día Miércoles 13 los estudiantes y docentes de la UNT hemos sido víctimas de una brutal represión a manos de patotas y barras de futbol por órdenes de la rectora Alicia Bardón. La jornada fue la consecuencia de los ataques del propio Jefe de gabinete Capitanich quién en cadena nacional alentó a atacar a la docencia tucumana. 


 


El intento de desalojo fue comandado por Hugo Saab –el funcionario designado por Alperovich como coordinador de la UNT-, por Castillo y Mario Leguizamón quien a su vez es un ex servicio que proviene del riñón del aparato del propio gobernador y acompañada por las burocracias estudiantiles y por sobre todo, por la Cámpora. Esto ha puesto de manifiesto que en el seno de la universidad y en convivencia con los jóvenes K conviven los servicios y los aparatos represivos.


 


La represión fue producto de la completa impotencia para poder quebrar la huelga docente y el tenaz apoyo que los estudiantes venimos dando a su lucha por intermedio de la toma del rectorado. En más de una oportunidad buscaron explotar los perjuicios académicos para volcar a los estudiantes en contra de la docencia en lucha y de la toma estudiantil, ya que la medida se convirtió en un fuerte símbolo de unidad. A pesar de todos sus intentos, fracasaron rotundamente y, además, en el derrotero están todas las burocracias estudiantiles, tanto las alineadas con la rectora como las alineadas a la oposición del Acuerdo Cívico y Social. 


 


La lucha emprendida por unir a los estudiantes con los reclamos docentes ha puesto en pie un valioso activismo en todas las facultades. Luego del triunfo político y del avance reivindicativo conquistado por la docencia, está planteada la necesidad de recuperar los centros y la federación para ponerlas al servicio de los intereses del pueblo y la clase obrera argentina.


 


Luciano


 

En esta nota

También te puede interesar: