05/05/2021

La Rioja: el gobierno busca amedrentar al Partido Obrero

Ricardo Quintela no responde reclamos y desplegó el aparato represivo.

El gobierno provincial de Ricardo Quintela fue una de las primeras gestiones en impulsar restricciones sin atender los reclamos del pueblo trabajador. Se sabe, las medidas restrictivas sin asistir las necesidades populares no constituyen una salida en sí mismo.

El ejecutivo de la provincia, a través de su ministro de salud, Juan Carlos Vergara, expresó en Nueva Rioja que “la situación en nuestra provincia es crítica. La pandemia aún no concluyó”. Además, el citado miembro del gabinete dice que “de ninguna manera debemos decir que la segunda ola concluyó”. Pero el ritmo de vacunación está por detrás de las necesidades y tampoco se asiste a las familias que necesitan, puesto que con hambre no hay restricciones que valgan.

Con el mencionado pronóstico, el gobierno, lejos de tomar medidas en función de atender la crisis sanitaria y económica, desplegó las fuerzas represivas. Toda una demostración de la orientación de Quintela: ajuste y represión.

La situación es grave y el personal de salud debe hacer frente a la segunda ola fatigado, mal pago y sin estar en su totalidad vacunado. Es claro que la pandemia vino a exponer la crisis de un sistema de salud que también viene siendo blanco de un ajuste.

En ese sentido, durante todo el día del pasado martes 4 de mayo, en la vereda del local central del Partido Obrero de La Rioja, se aportó un camión del ejercito con efectivos de la mencionada fuerza. Es claro que lo que buscan es meter miedo a lxs que luchan.

Cabe señalar que el Partido Obrero y el Polo Obrero vienen impulsando en la provincia un plan de acción reclamando trabajo genuino y que se garantice la conectividad para hacer efectivo el derecho a la educación. Estos sentidos reclamos se complementan con el planteo de “vacunas para todxs”. Se trata de medidas elementales que son posibles y necesarias para hacer frente a la crisis económica y sanitaria.

A estos planteos, el gobierno nos responde enviando a las fuerzas represivas de manera intimidante. Reclamamos que las fuerzas represivas se retiren y que el gobierno destine los recursos necesarios para darle asistencia y soluciones a las familias trabajadoras sin trabajo y a las que aún trabajando no les alcanza para alimentarse. Basta de ajuste y represión, trabajo genuino y vacunas para todxs.

 

También te puede interesar:

El porcentaje surge de un informe de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).
La monopolización detrás de los acuerdos leoninos y los insumos claves.
El anuncio de volver a la presencialidad en ciudades de menos de 30 mil habitantes es antisanitario.
la pandemia pone de relieve años de vaciamiento educativo.