31/03/2011 | 1170

Río Negro: La transversalidad ‘progre’ en acción

Entre el responsable de la masacre de Avellaneda y el de Bariloche

Martín Sabbatella y Ariel Basteiro, de Nuevo Encuentro, se reunieron con el gobernador de Río Negro, el radical Miguel Saiz, y su delfín, César Barbeito. Barbeito fue ungido candidato en la interna de la UCR provincial tras derrotar al «cobismo» apoyado por Pablo Verani. De acuerdo con Tiempo Argentino (25/3), «fuentes cercanas al ex intendente de Morón explicaron que `aunque todavía no se cerró ningún acuerdo concreto hay buena sintonía y coincidimos en un mismo proyecto territorial y nacional». Esto deja expuesta la completa disolución de los viejos partidos en Argentina: los ex comunistas y ex socialistas, como Sabbatella y Basteiro, hoy en el ultrakirchnerismo, buscan la alianza con la UCR, contra el candidato oficial de los K, el justicialista Carlos Soria. Lo que es aún más importante, señala a los ‘proges’ buscando un amparo en el aparato estatal de la mano del gobierno de los pulpos fruteros y petroleros de la provincia. Si alguna vez la política patronal se destacó por el cambalache, en estos tiempos está alcanzado su máximo nivel. ¿Sacarán las debidas conclusiones los militantes K, que ven ungido de nuevo al derechista Soria por el gobierno nacional, y de otro lado los militantes progresistas, que observan el mercadeo con el verdugo de los trabajadores rionegrinos? ¿Será suficiente para justificar este popurrí (en francés, olla podrida), la relativa certeza de que, al final, Soria y Saiz se juntarán para votar ‘el proyecto’, en octubre, cuando CFK aspira a la reelección?

El apoyo al candidato de Saiz sella una alianza definitiva de Sabbatella con una gestión caracterizada por una corrupción escandalosa y la impunidad de un aparato represivo repodrido, entrelazado con el narcotráfico y las redes de trata y responsable del «gatillo fácil» y el abuso policial que se extienden por toda la provincia; caracterizada por el vaciamiento de los hospitales y la generalizada precariedad laboral de los trabajadores estatales; por el trabajo esclavo en las chacras y por la entrega desenfrenada de las mejores tierras de la provincia a manos de terratenientes como Benetton y Lewis. Saiz proyecta desmontar 24 mil hectáreas para que un consorcio chino siembre soja, o sea un desastre ambiental premeditado con alevosía.

La trenza entre Sabbatella y Saiz no es improvisada. El principal referente provincial de Nuevo Encuentro, el ex Libres del Sur Mateo Canosa, permanecía como funcionario del área de «acción social» hasta hace un par de meses, desde donde colaboró con Saiz en montar un enorme aparato clientelar. Los funcionarios sabbatellistas fueron protagonistas de las persecuciones, sanciones y amenazas contra los trabajadores de Promoción Familiar que enfrentaron la precarización laboral con paros, movilizaciones y ocupaciones de edificios públicos.

El apoyo a la candidatura de Barbeito -actualmente ministro de Educación- debería alarmar especialmente a los docentes de la provincia, habida cuenta de que los Yasky-Sabbatella dirigen el sindicato provincial, Unter, desde fines del año pasado. Los docentes rionegrinos tienen un salario básico de 480 pesos, el más bajo del país, y la obra social provincial ha sido vaciada y desfalcada. La sanción de esta alianza política planteará nuevos y redoblados sacrificios para los maestros.

El kirchnerismo aspira a jugar con los dos polos de una polarización entre Soria -ex jefe de la Side y uno de los responsables políticos de la masacre de Avellaneda- y Saiz -el responsable político de la masacre de Bariloche. Si la juventud K que se opuso a la candidatura de Soria tenía alguna expectativa en torno de los Sabbatella locales (que reúnen al PC, el PH, D’Elía y el banquero Heller) para «consolidar al proyecto nacional y popular» esquivando el sapo del ex jefe de la Side de Duhalde, así están las cosas.

El Partido Obrero convoca a todos los luchadores obreros, ambientales, docentes, estudiantiles y de derechos humanos a discutir en plenarios y asambleas la construcción de una alternativa independiente a estos bloques reaccionarios, sobre la base de las reivindicaciones de los explotados de la provincia.

En esta nota

También te puede interesar:

Por un frente único de todas las luchas de la provincia.
Por el cierre inmediato y un salario equivalente a la canasta familiar.
Pesan las acusaciones por malversación de caudales públicos en los planes de viviendas de la localidad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad.