08/11/2007 | 1016

Las elecciones en las cárceles

En su debut electoral, los presos sin condena de todo el país coronaron con el 53 por ciento de los votos a Cristina Fernández de Kirchner. Igual que en el resultado global, Elisa Carrió quedó segunda en la elección presidencial, pero con casi 9 puntos menos que a nivel nacional: obtuvo 14,5 por ciento. El tercer puesto fue para Alberto Rodríguez Saá, con 10,5 por ciento, y el cuarto —sorpresa— para Néstor Pitrola, del Partido Obrero, que logró 8 por ciento. Según el escrutinio, que ayer a última hora estaba llegando a su fin, en las cárceles votaron cerca de 4.300 detenidos, es decir, el 22 por ciento de los que estaban empadronados.



Según los números finales, hubo 215 mesas en todo el país, donde votaron 4.519 personas (510 mujeres y 4.009 varones), de las cuales alrededor de 200 eran las propias autoridades. Cristina no fue la única que superó en prisión su marca nacional. Rodríguez Saá logró 10,5 por ciento entre los presos (contra su 7,71 en todo el país) y Pitrola —que figuraba primero en la lista de la boleta— obtuvo casi 7,5 puntos más que en su resultado general.



Roberto Lavagna, con 5,5 por ciento, quedó en quinto lugar, con unos pocos votos de diferencia respecto del piquetero Raúl Castells. Séptima se ubicó Vilma Ripoll, del MST, con 3,5 por ciento. Debajo de ella se posicionó Ricardo López Murphy (Recrear), con 2,70, que aún así hizo mejor elección en las cárceles que en el resto de la república. Quedó muy cerca de Pino Solanas, que entre los detenidos sin condena sacó 2,5 por ciento. Hoy se conocerá el resultado de legisladores en las unidades carcelarias.

También te puede interesar:

Lucha de camarillas en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.
El trasfondo de la “Operación Olivos”.
Sobre un artículo publicado en Perfil que recoge fragmentos de su discurso en Las Flores del 24 de marzo
Acerca de la entrevista que brindó al vacunado VIP, Horacio Verbitsky.
Editorial. Escribe Eduardo Salas.
Con un haber mínimo en $ 20.571 y una canasta básica de jubilados que supera los $ 50.000, la tercera edad pasa penurias.