26/04/2021

Las “muletas” a la renta capitalista generan el déficit fiscal en Neuquén

Y no el gasto social y los salarios, como lo presenta el gobierno de Gutiérrez.

El gobierno provincial usa la muletilla del déficit fiscal como argumento para justificar las restricciones salariales y en la ayuda social en una provincia en la que más de la mitad de los habitantes se encuentra bajo la línea de pobreza o en la indigencia. Sin embargo, Neuquén es conocida como una provincia con grandes recursos naturales, en especial, los hidrocarburíferos, y, dentro de estos, por la explotación de los no convencionales en lo que se denomina Vaca Muerta.

Como en el capitalismo riqueza y pobreza son dos caras de una misma moneda, que no se excluyen, la riqueza de un puñado provoca la pobreza de la inmensa mayoría. Es lo que ocurre en Neuquén. Las razones a considerar son varias, a saber:

Presupuesto estatal

En los sucesivos presupuestos del Estado podemos encontrar un primer registro. Por ejemplo, para el año 2021, en los tres impuestos de recaudación provincial (Ingresos Brutos, Inmobiliario y Sellos), las previsiones recaudatorias respecto al año anterior son ridículas.

En Ingresos Brutos se estima un aumento respecto al año 2020 del 8,3%, lo que implica una rebaja brutal dada la devaluación monetaria y la inflación que rondará el 50 ó 55%. El impuesto de Sellos solo aumentará un 11,8%, y, el Inmobiliario, la ridícula tasa del 0,5%. De esta manera, la recaudación propia caerá abruptamente en términos constantes según los propios datos oficiales.

Legislación

Una larga batería de leyes de eximiciones impositivas, subsidios y aportes no reintegrables al capital y empresas grava la situación, ya que el sector que usufructúa la riqueza económica provincial, prácticamente no tributa o lo hace en alícuotas irrisorias. Para comprobar este aspecto se pueden analizar algunas leyes. Unas tienen varias décadas de vigencia y otras son más recientes o prorrogan eximiciones año tras año desde hace muchos presupuestos.

Por ejemplo, la Ley Nº 3.024 exime del pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos y de Sellos a quienes blanquearon capitales o bienes en el exterior. Ley Nº 3.028, por su parte, prorroga la eximición del Impuesto Inmobiliario a inmuebles rurales y subrurales dedicados a la producción agrícola con una superficie de hasta 50 hectáreas. O la Ley Nº 3.282 que condona desde su creación las deudas del impuesto Inmobiliario del Mercado de Concentración del Neuquén (donde se negocian fundamentalmente las frutas, verduras y hortalizas que abastecen a la provincia), y, al ser una Sociedad Anónima del Estado, tiene accionistas privados. En este paquete debemos incluir la Ley Nº 3.221 que otorga un alivio en materia administrativa y fiscal, estímulos financieros y acceso a mejores créditos. Y así se podría seguir.

Luego hay otra categoría de leyes, que en vez de eximir el pago de impuestos, subsidian ese pago parcialmente o los créditos y sus tasas de interés.

En este paquete debemos considerar una ley pionera, que rige hace casi 50 años, la Nº 378, que otorga eximición de todo tipo de impuestos provinciales y subsidia los servicios de provisión de agua y electricidad a diversas industrias, entre ellas, las asentadas en el Parque Industrial de Neuquén (PIN), base de locación de gran parte de las empresas petroleras y de servicios petroleros. Además, esta ley les asegura la construcción de obras de servicios por parte del Estado.

En este lote también podemos incluir la Ley Nº 3.235, llamada de incentivo ganadero, la cual otorga subsidios a una parte del capital ganadero y a los “feed-lot” asentados en la provincia. Esto, en una provincia donde los propios informes oficiales destacan que el 7,2% de los establecimientos ganaderos bovinos concentran el 53% de las cabezas, es decir, una producción monopólica que cuela por los resquicios de las leyes el usufructo de los beneficios.

En un tercer bloque de leyes que benefician al capital y su tributación, ubicamos al Código Fiscal y a la llamada Ley Fiscal. La actividad financiera local y con el exterior, depósitos a plazo fijo o la venta de autos cero kilómetros por parte de concesionarias quedan exentas del impuesto de Sellos. Por su parte, no tributan el impuesto a los Ingresos Brutos las exportaciones, el transporte internacional de pasajeros y/o cargas  -aún cuando son efectuados por empresas extranjeras-, las actividades de las Bolsas de Comercio y las operaciones sobre títulos, letras y bonos (la timba financiera).

Las operaciones de licitaciones por deuda pública (bonistas) no tributan las tasas provinciales. El transporte urbano e interurbano de pasajeros tiene tasa cero tributaria. La timba (loterías, apuestas) tiene una mísera tasa del 3% y los casinos apenas un 5%. Por su parte, la extracción de petróleo y gas quedaron exceptuadas de los incrementos de tasas.

Con lo cual, queda expuesto que el déficit fiscal es fabricado por el propio gobierno en función de su orientación de sostener la caja de los empresarios y los grandes capitalistas. El gobierno y los defensores del régimen del lucro capitalista son los responsables del déficit fiscal.

Abolición de los impuestos al consumo popular (IVA y otros) y por impuestos progresivos reales al gran capital y al lucro industrial, terrateniente y financiero.

 

 

También te puede interesar: