29/02/1996 | 483

Las ‘obras’ de Duhalde

Las intendencias peronistas y radicales del interior de la provincia de Buenos Aires están aplicando el “Estatuto negrero” de Duhalde (votado por la Legislatura bonaerense).


En Brandsen, fueron cesanteados 22 trabajadores y se recortaron las bonificaciones a los profesionales y médicos del Hospital Municipal. En la intendencia radical de Saavedra, se colocó en disponibilidad a los médicos del Hospital de Pigüé y se les redujo la carga horaria de 48 a 24 horas semanales.


La lista de despidos incluye a municipales de Azul, de Campana, de General Villegas, donde también se ha reducido la jornada laboral de 35 a 30 horas semanales, y de Tres Arroyos. En Mar del Plata, la Intendencia redujo los salarios municipales en un 10%.


Crisis financiera


Una descomunal crisis financiera está hundiendo a los municipios bonaerenses.


Según Clarín, “los municipios de la mayor provincia argentina tendrían un déficit cercano a los 600 millones de pesos… equivalente al 10% del presupuesto provincial”; 60 comunas están al borde del colapso.


En el ranking de municipios fundidos, se colocaron varios del interior bonaerense. La Intendencia de Chivilcoy (UCR) decretó la “emergencia económica” (bancarrota). En Mar Chiquita, la deuda con los proveedores, ESEBA, OSBA y las cooperativas eléctricas, asciende al millón y medio de pesos. Los fondos coparticipados de Ensenada están hipotecados.


Impuestazos


Las medidas de “saneamiento financiero” promovidas por Duhalde y las intendencias se remiten a despidos, reducciones de salarios, destrucción del Hospital Público e impuestazos generalizados que duplican las tasas municipales vigentes.


En Mar del Plata, el radical Aprile anunció una suba del 100% para las tasas de los barrios periféricos ¡Así quiere pagar el muerto dejado por Russak!


En Ensenada, 250 vecinos colmaron la sede del sindicato municipal para rechazar el impuestazo del intendente Beto Del Negro (¡150% promedio!). Esta lucha entronca con el paro por tiempo indeterminado de los médicos del Hospital Cestino, que reclaman el pago de los sueldos, y con la movilización de los municipales ensenadenses en solidaridad con los de San Miguel.


También en Brandsen las tasas se fueron por las nubes, y en Junín la suba rondaría el 20%…


La caída de la recaudación tributaria es del 40% en el interior y del 45% en el Conurbano; es el derrumbe del ‘plan’ Cavallo en acción. La desocupación crece en el Gran Buenos Aires y espectacularmente en algunas ciudades del interior: 22 y 20% en Mar del Plata y en el Gran La Plata.


La refinanciación de deudas municipales a ocho años, mediante certificados municipales y bonos provinciales emitidos por el Banco Provincia, obliga a los municipios a hipotecar los fondos de coparticipación. De esta manera, se borran hasta las apariencias de autonomía municipal.


Buenos Aires se ha integrado al pelotón de provincias en quiebra. Esto explica la brutalidad represiva y planificada del gobernador-candidato.


El PO lucha por la movilización y organización de los trabajadores y vecinos. ¡Abajo los estatutos negreros! ¡Luchemos contra los despidos y cesantías! ¡Basta de cesantías! ¡Basta de impuestazos! ¡Que la crisis la paguen ellos y no los trabajadores!


Llamamos a extender, unificar y centralizar esta lucha, promoviendo la deliberación popular, el Paro Activo y la Huega General.

También te puede interesar:

El gobierno desembolsará U$S1.800 millones la semana que viene para el pago de la deuda.
El texto presentado anuncia la profundización del ajuste.
El Polo Obrero continúa el plan de lucha por los cupos de alimentos
Un avance en la precarización y explotación laboral que intenta obtener reformas patronales de fondo.