30/03/2006 | 939

Los derechos humanos no se venden por un satélite

Que el gobierno cumpla lo prometido (diciembre de 2005)

El 12 de mayo de este año (2005), el presidente Néstor Kirchner recibió en la Casa Rosada a los familiares de los desaparecidos de Mercedes-Benz Argentina y a un grupo de ex trabajadores de Mercedes-Benz. El Presidente se mostró indignado porque todavía la Justicia demoraba la investigación de la denuncia hecha contra la empresa por nuestros desaparecidos y prometió:


 


“1) la formación de una Comisión de Investigación con la participación del premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel, el ex obispo luterano, expulsado por Pinochet y durante años secretario general de Amnistía Internacional en Alemania Helmut Frenz, y un representante del gobierno argentino;


 


”2) el nombramiento de un fiscal especial para que los gerentes de la empresa no burlen las citaciones y declaren bajo juramento;


 


”3) el arresto efectivo del subcomisario Rubén Lavallén. Este torturador, apropiador de una menor de una pareja desaparecida y jefe de seguridad en la empresa Mercedes-Benz Argentina, participó en los secuestros y en la tortura de los trabajadores de la Mercedes-Benz. Tiene hace años dos órdenes de captura, uno del juez español Baltasar Garzón y otro por el juez argentino Canicoba Corral;


 


”4) la investigación de la sustitución de identidad operada a través de la inscripción de las partidas de nacimientos de quienes figuran como “hijos” del ex gerente de Mercedes-Benz, hoy Daimler-Chrysler, Juan Ronaldo Tasselkraut, chicos que probablemente son hijos de desaparecidos. Estas partidas fueron expedidas por parteras que están involucradas en otras causas de desaparecidos, y tienen evidencias manifiestas de adulteración. Toda esta documentación fue entregada a la Justicia. Y la Justicia no investiga. Además, declaró un ex director de Mercedes-Benz bajo juramento en el Juicio por la Verdad, que la empresa Mercedes-Benz donó durante la dictadura aparatos de neonatología al Hospital de Campo de Mayo.


 


Hasta ahora, no se cumplió lo prometido. Nos dijeron que no se va a formar ninguna Comisión Investigadora ni se va a nombrar ningún fiscal. La investigación no avanza y la apropiación de los chicos Tasselkraut no se investiga.


 


Queremos informar que la Daimler-Chrysler abrió en enero de 2005 un juicio contra la República Argentina en el marco del Ciadi, un organismo bajo el techo del Banco Mundial en Washington, donde varios inversores extranjeros y las empresas privatizadas de servicios públicos piden cientos de millones por “ganancias perdidas” por la devaluación. El juicio es totalmente secreto y está prohibida la publicación de los documentos. El gobierno argentino en un momento prometió publicar todo en Internet, pero no se hizo tampoco.


 


Daimler-Chrysler es socio mayoritario de la empresa Nahuelsat SA, y Nahuelsat maneja el único satélite que tiene Argentina en la órbita. De este satélite depende la comunicación de Argentina con el mundo. Además, a Nahuelsat le fue otorgada una concesión, en épocas menemistas, de colocar el segundo satélite argentino, lo que hasta hoy no lo hizo y nuestro país estaba en grave peligro de perder el derecho a esta posición en el cielo. Se solucionó por el momento, porque Venezuela presta un satélite suyo en esta posición y los organismos internacionales le dieron a Argentina una prórroga.


 


Esta empresa, con origen nazi, chantajea al gobierno argentino con el juicio en el Ciadi, pero es ella la que no cumplió con el contrato. Debería pagar al Estado argentino los daños y perjuicios, y se condenada por su participación en la dictadura. Tememos que los 14 desaparecidos de Mercedes-Benz se transformen en algo que será negociado a cambio de ganancias multimillonarias.


 


Nosotros no aceptamos que los derechos humanos sean parte de esta negociación espuria. Seguimos exigiendo Verdad y Justicia.

También te puede interesar:

A 45 años del golpe genocida movilizamos con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia.
Se conoció el veredicto, que incluye los delitos sexuales y torturas seguidas de muerte: dos antecedentes importantes.
Hoy movilizamos a Plaza de Mayo a las 11.30h junto al Encuentro Memoria Verdad y Justicia.