04/01/2002 | 736

Los «grupos de tarea» que actuaron desde Plaza de Mayo al Obelisco

La investigación periodística ha confirmado lo que Prensa Obrera denunció pocas horas después de la pueblada que derrocó a De la Rúa y Cavallo: que la masacre de ese día en las cercanías de la Plaza de Mayo no fue la consecuencia de «excesos» policiales sino la consecuencia del accionar, conciente y planificado, de «grupos de tareas» de la Federal y de la Side, que siguieron un plan criminal: asesinar a sangre fría a manifestantes, a los que eligieron selectivamente.


«Los sobrevivientes y testigos (informa Página/12, 30/12) relatan una y otra vez que policías de civil recorrían las manifestaciones en motos, autos y camionetas sin marcas y abrían fuego con armas de mano. Tiraban a matar, con toda deliberación, sin accidentes.»


Un testigo relata que «vio a la policía de civil disparar de dos coches, una 4×4 color claro y un Palio blanco (…) Eran agentes no sólo por la pericia al bajarse y apoyar sus abultados abdómenes contra los autos y los brazos sobre los techos para disparar sino porque, además, cuando el Palio tuvo que salir de raje puso la baliza en el techo para abrirse paso» (ídem). Desde esos autos se apuntó fríamente para asesinar a Alberto Márquez y Martín Galli (que recibió un balazo en la nuca) en las inmediaciones de Sarmiento y 9 de Julio. Otros testigos aseguran que desde ese mismo Palio blanco se apuntó y se disparó contra Diego Lamagna, asesinado en Bernardo de Irigoyen e Hipólito Irigoyen.


La actuación de los «grupos de tareas» ha sido confirmada por las propias pericias balísticas: todos los muertos y los heridos cayeron por balas calibre 12, lo que llevó a la jueza Servini de Cubría a allanar la Comisaría 2a. (Diario Popular, 30/12).


Frente al levantamiento popular, la «democracia» recurrió a los mismos métodos asesinos de Videla y Massera: la represión salvaje del pueblo y el accionar de «grupos de tareas» para defender los mismos intereses de clase que la dictadura, los de los banqueros y los grandes capitalistas.


Necesitamos barrer con los organismos represivos, las bandas de «grupos de tareas», mandar a la cárcel a todos los asesinos del pueblo, y convocar a una Asamblea Popular Constituyente

También te puede interesar:

“Megaelecciones” en el país trasandino.
Dos nuevos escenarios salen a la luz en el marco de detenciones efectuadas en la ciudad capital. Mientras el Ministerio de la Mujer obstruye las denuncias.
Se trata del policía Juan Azcona principal señalado como autor material del crimen contra el menor de edad.
Los agentes son Gustavo Pereyra López, Jaqueline Chanquía y Miguel Chavero.