02/10/2008 | 1057

Los protectores de Grassi

La titular del Tribunal de Menores Nº 4 de Morón, Cecilia Drago, quien tiene la guarda de «Ezequiel» -uno de los acusadores de Julio Grassi- dijo que, en efecto, hubo una conspiración en el caso pero no para involucrar al cura sino, por el contrario, para encubrirlo y protegerlo. Por ese encubrimiento están a punto de ir presos varios funcionarios judiciales de por lo menos dos tribunales de menores, mientras las páginas clericales en Internet braman contra Drago, a quien califican, claro está, de «garantista».

Esos funcionarios hicieron pasar por bueno un documento fraguado por un ex abogado de Grassi, Miguel Angel Pierri, quien ya estuvo preso más de dos meses por ese delito. Pierri se aprovechó de que «Ezequiel» no sabía leer ni escribir para hacerle firmar un escrito que incluía preguntas y respuestas ya redactadas. En esa «declaración», el chico se decía «arrepentido» y retiraba sus cargos contra Grassi. Pero, como queda dicho, lo más grave del asunto es que esa canallada se hizo con la anuencia de al menos una jueza de menores y otros funcionarios tribunalicios.

Entretanto, en violación de disposiciones judiciales, Grassi vive enfrente de la fundación que usaba para violar niños. Y hay que creerle cuando dice que tiene respaldo institucional de la Iglesia, porque su jefe, Jorge Bergoglio, no ha dicho ni mu, y el pedófilo hasta puede dar misa.

Además, ya el primer día del escándalo se reunió en los estudios de Canal 9, en cámaras, un grupo de tareas periodístico (Hadad, Portal y otros) para defender al cura. Y más tarde empezó a actuar otro tipo de grupo de tareas, como los que golpearon y amenazaron de muerte tres veces a «Gabriel», otro de los acusadores, sin que se lo protegiera debidamente.

En definitiva, la importancia del caso no está dada por las patologías psiquiátricas de Grassi, ni siquiera por el hecho de que sea cura además de pedófilo, sino por las implicancias institucionales que tiene esto, por la protección que este hombre recibe de la curia y de sectores del Poder Judicial vinculados con ella. Ahí está la cabeza del pescado podrido.

También te puede interesar:

Antonio La Scaleia, funcionario de Scioli, asume como nuevo director.
El Tribunal de Casación dará la última respuesta el 10 de febrero, organizaciones de mujeres convocan a una masiva movilización el 7 de febrero en todo el país.
Los lunes 8/2 y jueves 11/2 se llevará a cabo el juicio en el Tribunal n°3 de Morón.