06/01/2011 | 1162

Cristina tampoco los quiso recibir: Los Qom levantaron la huelga de hambre con un compromiso precario

Luego de una semana de huelga de hambre, el pasado 30 de diciembre, Félix Díaz firmó un acuerdo con el gobierno nacional y levantó la medida de protesta. En el acuerdo, los funcionarios nacionales se comprometen a gestionar y entregar los DNI incendiados junto a las viviendas de los Qom -provocados por la policía provincial- a garantizar la atención sanitaria de la comunidad Qom (que el gobierno provincial del kirchnerista Insfrán venía negando) y a realizar una «mesa de diálogo» con el gobierno nacional y provincial en 60 días para discutir el tema de fondo, que son las tierras de los Qom. A pesar de haber firmado este compromiso con funcionarios de segunda línea, Félix Díaz no retornó a Formosa a la espera que la nueva ministra Garré firme una nota donde plantea la integridad física de Díaz (quien está amenazado de muerte por la policía provincial y los terratenientes) y su no persecución judicial.

El compromiso firmado es extremadamente precario, no participaron ni los ministros del Gabinete. El gobierno utilizó todos sus medios para contener el reclamo Qom, desde su ala izquierda que coqueteó con el reclamo de la intervención federal, hasta patotas que amenazaron y agredieron en la puerta de sus casas a los jóvenes no kirchneristas que se solidarizaron con los originarios. Peor que Macri, ‘espiaron’ y mandaron a golpear a los espiados, la ‘fuerza bruta’… todo sea por una noble causa… El gobierno buscó una salida dilatoria a sabiendas que en Formosa las causas contra Díaz avanzan raudamente en la Justicia provincial y la ‘mesa de diálogo’ va a chocar con el autismo sojizante (cuatro meses de corte de ruta en La Primavera) del gobernador K. Optaron por la dilación, seguir pateando la pelota (¡la mesa de diálogo en 60 días!), pasar las elecciones y, de esta manera, neutralizar esta lucha que desnuda al kirchnerismo y resulta urticante en la moral sinuosa de los ‘carta abierta’ y derecho-humanistas cooptados.

En la misma avenida donde circulaban las carrozas del bicentenario, la huelga de hambre de los Qom desnudó la continuidad del kirchnerismo en la defensa de los intereses de terratenientes y capitalistas sojeros. La negativa de Cristina Kirchner a recibir a los Qom se explica como la negativa de recibir al PO frente al asesinato de Mariano Ferreyra, dado que se niega a potenciar el cuestionamiento de uno de los pilares de la «construcción de poder» del kirchnerismo. Así como son la tercerización, la precarización laboral y las patotas de la burocracia sindical son el núcleo de la relaciones laborales del gobierno ‘nacional y popular’, lo mismo son los gobernadores ‘gamonales’ como Gildo Insfrán, quienes desarrollan a sangre y fuego la expulsión de campesinos y originarios para avanzar rabiosamente con la depredación capitalista sojera de la tierra. Los encantos de la ‘industrialista’ Cristina se sustentan sobre el precio internacional de la soja. Por eso, frente a los originarios que son expulsados, Cristina sólo pudo montar una farsa con la movilización regimentada de la Tupac Amaru en mayo. Esto explica la tragedia que sufren los Qom: los Insfrán son los ‘Pedraza federales’ del kirchnersimo. Perón decía que para construir una casa de adobe había que ponerle bosta, el kirchnerismo está construyendo una Argentina precaria de adobe con poco barro…

Las organizaciones obreras y populares de Formosa tienen que convocar a una asamblea popular para imponerle al gobierno de los Pedraza y la soja una intervención federal electa y responsable frente a estas organizaciones, barrer el régimen ‘juarista’ que está enquistado en todos los poderes de la provincia y avanzar en una reorganización social y política sobre nuevas bases.

En esta nota

qom

También te puede interesar:

Desde el Espinillo, entrevistamos a Ángel Meza, dirigente Qom y compañero del Polo Obrero Chaco.
Repudiamos la represión a los pueblos originarios.
Nuevas pruebas que incriminan a más policías en torturas, golpes y abusos contra los qom.
Cárcel común a la policía abusadora de Capitanich.
Frente a una situación desesperante, el gobierno chaqueño responde con policía y promesas que no se cumplen.