20/10/1994 | 430

Los yanquis se apropian de patentes argentinas

El gobierno menemista se apresta a entregar la Fábrica Militar de Aviones de Córdoba al pulpo norteamericano Lockheed. Antes de fin de año, los norteamericanos se harán cargo de la planta por un período de 70 años a cambio del pago de un canon (alquiler) irrisorio. La entrega de la planta incluye también la cesión de los derechos sobre los aviones Pampa y Pucará, desarrollados por la Fuerza Aérea.


Los contratos incluyen la obligación de la Fuerza Aérea de realizar el mantenimiento y reparación de sus naves en la planta de la Lockheed y también la “modernización” de una partida de vetustos aviones AM4 que el el gobierno norteamericano ha vendido a la Argentina a precio de oro. Está claro que, en estas condiciones, la fábrica —actualmente paralizada— sería enteramente “viable”,  sin necesidad de privatización.


Cavallo no ha incluido ninguna partida para el Area Material en el presupuesto 95; en consecuencia, si no es privatizada antes de fin de año, deberá ser cerrada y sus trabajadores despedidos. Con este “dato” en la mano, la Lockheed tiene en sus manos todos los “ases” para imponer sus condiciones “irrisorias”.


Con la entrega de la Fábrica Militar de Aviones —que se suma a la liquidación del Conicet y la entrega de la Comisión Nacional de Energía Atómica—, el gobierno menemista ha liquidado toda pretensión de desarrollo científico y tecnológico independiente.

También te puede interesar: