11/09/2008 | 1054

Lozano y América González: Una variante de la ‘solidaridad previsional’ de Cavallo

Una variante del proyecto oficial

Los diputados de la centroizquierda Claudio Lozano (CTA) y América González (ARI disidente) presentaron un proyecto de movilidad jubilatoria alternativo al del gobierno. El proyecto es testimonial, irá a un cajón. Pero su contenido interesa porque sectores del activismo de la CTA lo toman como punto de referencia.

El proyecto sigue el método del gobierno, liquida el 82% móvil por un índice de movilidad con varios componentes: «el 50% del aumento salarial de los trabajadores registrados, un 23% del aumento de los recursos previsionales y un 27% por el incremento de los recursos fiscales del sistema» (www.buenosairespt.org.ar). Este esquema, dicen los autores, llevaría el mínimo jubilatorio a 982 pesos, en lugar de los 733,90 pesos que resultan del proyecto oficial, y el promedio de jubilaciones a 1.172 pesos. Con un salario promedio de 2.500 pesos, estos mil y pico de Lozano representan el 42% del salario. Lozano no respeta ni sus propios principios, porque los 982 pesos de jubilación mínima son apenas el 62% del monto que él había propuesto como salario mínimo.

Con relación a la actualización de las jubilaciones que quedaron congeladas, el proyecto propone aplicar el mismo coeficiente combinado que para las movilidades futuras, es decir que renuncia al ajuste por el 82%.

Lo que tenemos aquí, en resumen, es una variante de la ‘solidaridad previsional’ que inauguró Cavallo y que convierte a la movilidad de las jubilaciones en una variable condicionada al voto anual del presupuesto. Pero debe ser al revés: el presupuesto debe quedar condicionado al pago de jubilaciones del 82% del salario al cese de la actividad laboral.

También te puede interesar:

El 4 de noviembre, jornada nacional de lucha de las organizaciones de jubilados.
En el marco de la jornada nacional del 23/9, se realizaron acciones en Rawson, Puerto Madryn, Trelew y en la comarca.
Una nueva actividad en defensa del 82 % móvil, por la devolución de la Caja, y contra el robo de los haberes jubilatorios.