02/09/1993 | 400

Luis Zamora: “Una gran batalla que no termina el 3 de octubre”

Por Editor

Hacemos este acto mientras se agudizan las agresiones de las patotas de Menem, que ya no sabe qué hacer para perpetuarse en el poder y seguir implementando el ajuste al pueblo…


Estuvimos ayer en la manifestación en Plaza de Mayo, junto a los periodistas para repudiar la agresión a Echagüe. Y repudiando esta escalada.


Pero también para decir que el responsable de estos atentados es el gobierno de Menem.


¡Es el mismo gobierno que habló de “revolución productiva” y nos llevó a los 2 millones de desocupados! ¡Es el gobierno de los negociados y de la estafa a los jubilados! Es el gobierno del salario de hambre y de la flexibilidad laboral ¡Es el que entregó el Cóndor y regaló YPF! ¡Es el gobierno que condecora a Brady y se arrodilla ante los yanquis y los ricos!


Pero aquí está el Frente de Izquierda y los Trabajadores, para luchar y gritar con toda nuestra fuerza: ¡Basta de Menem! Basta de este gobierno ¡Fuera el gobierno hambreador y corrupto de Menem y Cavallo!


 


Menem quiere perpetuarse…


¡Que se vaya!


Menem quiere la reelección. Pero se le pone oscuro el panorama a Menem para la reelección. Cada vez vemos más necesario, para el pueblo trabajador y para el país, que se vaya este gobierno.


Y para eso es necesario hacer lo que no hacen la burocracia corrupta de la CGT  ni la seudo-combativa del CTA.


Unir las luchas en una gran movilización y una gran huelga general. Y este camino de la movilización y la huelga general para echar a un gobierno hambreador y corrupto, es un camino que marcó en América Latina el pueblo brasileño. Y lo siguió el pueblo venezolano que se movilizó y echó a Carlos Pérez.


Es el camino que nos muestran las huelgas generales de Uruguay y Bolivia y las luchas de toda América Latina. Están marcando al pueblo argentino cuál es el camino para sacarse de encima a un gobierno antiobrero, antipopular y antinacional, como el que encabeza Menem.


Los pueblos de América Latina siguen luchando y van obteniendo esos triunfos a pesar de que surjan y existan dirigentes traidores como Lula, Daniel Ortega en Nicaragua, los que se organizan en el Foro de San Pablo, para preparar esas traiciones.


 


Latinoamérica marca el camino


Que ésa sea la perspectiva para la Argentina también lo muestra la bronca y el odio de millones y millones de trabajadores, jóvenes y sectores populares del país. Mientras la crisis del gobierno y el PJ se agudiza, cada día son más los trabajadores que se alejan del partido al que apoyaron y en el cual confiaron, votaron, creyeron, lucharon y dieron la vida durante 40 años.


Desde el FIT, compañeros, queremos a esos cada vez más numerosos trabajadores que se alejan masticando su bronca.


Echar a Menem será un paso fundamental y a la vez un inicio del camino. Pero para que haya trabajo, salarios dignos, jubilaciones, educación y salud hace falta otro plan económico. No de los oligarcas y los ricos, sino de los trabajadores y el pueblo.


Hace falta mano dura con los yanquis para terminar con esta estafa. Basta de pagar la deuda externa fraudulenta y corrupta, a costa de nuestros salarios, nuestras jubilaciones, a costa del hundimiento de la nación.


¡Basta de virreyes en la Argentina! ¡Basta de inspectores del FMI revisando lo que hacemos con nuestras riquezas!


A repudiar la actitud gusana de Menem con relación a Cuba. A decir que defendemos incondicionalmente a Cuba de la agresión norteamericana de 30 años. Rechazamos y combatimos el régimen de partido único y al gobierno de Fidel Castro. Pero nuestra defensa de Cuba, de la expropiación capitalista que hizo el pueblo cubano, la defendemos incondicionalmente. Porque es una conquista de todos los trabajadores del mundo.


 


Mano dura con los yanquis y los ricos


Así como ayer San Martín se levantó contra el imperio español, hoy tenemos que llamar al pueblo trabajador a levantarse contra este gobierno y el dominio yanqui.


No hay privatizaciones buenas y malas. Hay robos, hay negociados. Y los robos y los negociados no se revisan como dice el Chacho Alvarez. ¡Se anulan, como dice el Frente de Izquierda y los Trabajadores! Se anulan y se reestatizan. Queremos las empresas, el petróleo, la luz, el gas, obras sanitarias reestatizadas, controladas por los trabajadores y los usuarios. Que son los únicos que quieren empresas eficientes y servicios baratos.


Y Rico, el Frente Grande y Storani callan la boca, respecto a qué hacer con ellos. Es decir, quieren que sigan ganando más riquezas a costa del hambre del país.


Por eso lo más importante del FIT es que tiene un programa y una salida para la clase obrera y el pueblo. El Frente se las proporcione y los llama a luchar por ella. Porque el problema en qué están pensando la inmensa mayoría de la juventud, de los trabajadores y el pueblo es: cuál es la salida para la crisis de la Argentina. Y el Frente propone esa solución y esa salida.


 


El FIT: un paso al Frente


En esta batalla por ganar a millones que se alejan de los partidos tradicionales aparecen nuevos competidores. Es una batalla feroz. Por eso es grande que hayamos formado el FIT con el Partido Obrero.


Porque en esta oportunidad histórica, en que millones se empiezan a alejar de los partidos tradicionales, el PO y el MST no dijeron ausente. No dijeron: “no tenemos nada que ver en esto”. Dijimos presente y dimos un paso al Frente, para pelear por esos millones de trabajadores, por esos estudiantes, por ese pueblo.


Con este frente, hasta el 3 de octubre, tenemos una batalla, que el frente se postule en las luchas. Nos enorgullece que estén los compañeros del Güemes acá, estuvimos con ellos, en nombre del Frente, con Rieznik, en sus luchas y movilizaciones.


Tenemos una herramienta, compañeros, tenemos una herramienta para decirles a los jóvenes, a esos miles que están peleando contras las razzias, contra el gatillo fácil, contra la marginación a la que los quiere llevar el gobierno con estos planes de ajuste, que les quieren arrancar el trabajo, los estudios, les quieren arrancar el futuro. Tenemos un frente para decirles: los apoyamos en sus luchas, nos enorgullece que estén construyendo el frente con nosotros, los apoyamos en sus reclamos y al contrario de lo que les dicen los mentirosos, de que puede haber servicios de inteligencia democráticos, como el Chacho Alvarez o Solanas; o como Rico, que sólo puede prometer más represión para la juventud, como la que reprimió él mismo durante el proceso. Este frente, compañeros, que nos enorgullece, es un privilegio encabezarlo junto a Jorge Altamira y a tantos luchadores, trabajadores y jóvenes, luchadores obreros y populares. Tiene una gran batalla hasta el 3 de octubre, pero no termina el 3 de octubre; tendremos que discutir cómo la seguimos con el Partido Obrero, pero lo que no tenemos dudas, es que ¡hay que seguirla, compañeros!


Y ahí está un gran desafío… Y este frente podrá discutir cómo la sigue. Pero no hay duda que ahora, el tres y después, no puede haber lucha de los trabajadores del mundo y de los trabajadores argentinos, que esta herramienta no esté presente. Para pelear allí, para que esas luchas se ganen.


 


Pelear en cada barrio, en cada fábrica


Por eso hago un llamado a todos los compañeros que nos acompañan en este acto de lanzamiento y de presentación de los candidatos. Tenemos unas cinco semanas de batalla por el voto a favor del Frente de Izquierda y los Trabajadores. Acá no hay pelea por los cargos como en los partidos de los ricos, de los grandes patrones y del ajuste. Pero hay una gran pelea para ganar a miles y miles y miles de trabajadores y de jóvenes para ayudarnos a construir este Frente de Izquierda y los Trabajadores. Y es una pelea dura, pero es una pelea posible; y como en toda pelea posible, en gran medida depende de lo que nosotros hagamos para que esta pelea la gane el Frente de Izquierda y los Trabajadores.


Acá está lleno de trabajadores y de pibes, que si están acá es porque ven la posibilidad de apoyar y de luchar junto a una herramienta que no sea la de los caretas que los engañan toda la vida. Qué mejor entonces, para cerrar y festejar este primer acto frentista, compañeros, que Jorge Altamira, Rieznik, Vilma, los invito a pararnos juntos, Pitrola, Parrilli, la compañera Carranza, Flores, Díaz, Rapanelli, que estemos todos juntos acá para gritar: ¡¡Viva el Frente de Izquierda y los Trabajadores!!

También te puede interesar:

Una respuesta a nuestrxs compañerxs del PTS y el MST.
Se realizó un masivo acto en las proximidades del poder legislativo de la ciudad.
Rechazamos las persecuciones y provocaciones de Alicia Kirchner contra la lucha de los enfermeros y el personal de salud en general.
Un balance del trabajo de Gabriel Solano como legislador porteño.