04/12/2003 | 828

Marcha contra la infamia, por el puesto genuino

Con la mejor cara de pócker nos recibieron el gerente general y otros funcionarios de la Cámara Argentina de la Construcción. Claro, responderle a 8.000 piqueteros que venían a reclamar trabajo genuino con sus listados y su bolsa de trabajo no era tan sencillo como hacer las declaraciones del vicepresidente que, unos días atrás, dijo que los beneficiarios del plan Jefes eran todos unos vagos.


El planteo de la marcha fue una respuesta en medio de la ofensiva contra el movimiento piquetero en la que se coló la CAC para ir por un objetivo estratégico de muchos sectores patronales, pero en particular de la patria contratista, que se refriega las manos preparada para los jugosos negocios que se vendrían de la mano de obras públicas abandonadas durante veinte años, y especialmente por las privatizadas que incumplieron todos los contratos de inversión. Los Benito Roggio y demás pulpos lucraron con la estafa al Estado y ahora no es distinto, quieren subsidios indirectos vía contratación de Jefes para sus obras, con los 150 pesos a cargo del Estado.


Esto es un subsidio al capitalista con el dinero del plan social y se aplica en diversas empresas que entraron en el plan Camaño, pero trascendió el planteo del trabajo a 150 pesos de las cuatro primeras horas y el resto a cargo de la empresa. Esto ya no es lo mismo, es la superexplotación lisa y llana de los compañeros del plan en obras, en una modalidad seminegra, violatoria del convenio y de todo salario digno.


Fuimos a quebrar esta ofensiva, a colocar entre los trabajadores este problema y la conciencia de que no se trata sólo de una ofensiva sobre los desocupados sino contra todo el salario y a favor de la flexibilización en masa de las condiciones laborales.


En los propósitos de quienes buscan la represión del movimiento piquetero está esta línea de superexplotación, pero la otra línea, la de las «pymes piqueteras» (al decir de Duhalde), no es menos perversa. En Clarín Económicodel 30/11, Sebastián Campanario transcribe un estudio del Cels presentado el martes anterior, que dice que «a través de la contraprestación laboral exigida, el plan está reemplazando puestos genuinos de trabajo, profundizando aún más la precarización y flexibilización laboral». Confirmando al Partido Obrero en sus análisis de todos los tiempos y en su oposición al «seguro de empleo» de la Cta.


Tanto la derecha represiva como los «progres» del microemprendimiento apuntan a la superexplotación de los trabajadores con base en la desocupación en masa. Es la lógica de fierro de la crisis capitalista, que se abre paso contra las masas en todas las variantes en las que se preserve el edificio de los privatizadores, de los banqueros, de la fuga de capitales y de los monopolios exportadores que hacen el agosto con la «devaluación más exitosa del mundo» del ministro Lavagna, cuya base es la prolongación del derrumbe salarial, de la flexibilidad laboral y el trabajo en negro.


Ya en el Ministerio de Trabajo, insistimos en el ingreso a la obra pública, en el aumento, en la inscripción del «tercer tramo de compañeros postergados» y particularmente en todos los compañeros caídos en noviembre que suman más de 1.000 sólo del Polo Obrero. En este último punto avanzamos al re scate de innumerables compañeros víctimas de un recorte impresionante que algunos medios estiman en 400 mil planes menos. Los del Bloque serán restituidos.


El Polo Obrero seguirá con su planes de lucha de cara al 20 de diciembre dando batalla en toda la cancha. El 9 de diciembre el Polo de Tigre y San Fernando irán hacia el obispado de San Isidro en la segunda marcha contra la infamia, para denunciar a Casaretto y a los obispos que se alinearon en el reclamo de represión al movimiento piquetero y en su denuncia de «vagos», incluido el cura Jesús Olmedo, recientemente procesado por un corte d e ruta en Jujuy. Es que la proliferación de los pobres no le hizo mella a los obispos, al contrario éstos ampliaron los negociados de Cáritas con la caridad, pero la organización de los pobres y su conciencia política para transformar la sociedad ya les resulta intolerable.


Con estas y otras luchas regionales en La Matanza, en Capital, en Ituzaingó y otros distritos, el Polo Obrero se prepara para los grandes actos de masas del 20 de diciembre en todas las provincias del país. Convocamos a todo el pueblo explotado a expresarse manifestando en la Plaza de Mayo y en todas las plazas del poder político en la línea de las consignas del Congreso Fabril y Sindical del Polo y de las consignas de la ANT. Por salario mínimo de 800 pesos, abajo la flexibilidad laboral, por la ruptura con el FMI, por el gobierno de los trabajadores.

También te puede interesar:

Sobre las entrevistas del Plan Acompañar en Caleta Olivia.
Así lo declara ante los medios el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa. El pez por la boca muere.
Algunas intervenciones de las compañeras que participaron en la comisión de Planes de Empleo y Trabajo Precario, en el Congreso del PdT.
Además, culpa a los piqueteros de la desocupación.
Pérsico y Grabois critican la medida pero no sacan los pies del plato de la política fondomonetarista en curso.