18/08/2011 | 1190

Más de 500.000 votos

El Frente de Izquierda superó largamente la exigencia impuesta por la reforma política proscriptiva.

Más de 500.000 voluntades le dieron a la izquierda revolucionaria la posibilidad de intervenir en las elecciones generales.

Es cierto que defendieron, con ello, un derecho democrático.

Pero votaron a favor de que esté presente un programa, el de la izquierda, no cualquier programa.

Votaron para que tenga voz el protagonismo y la historia de esa izquierda, no cualquier historia.

Defendieron el derecho a que se debata la reivindicación del 82% móvil para los jubilados, en un país donde los fondos de la Anses subsidian a los capitalistas y van al pago de la deuda externa.

A que el salario iguale el costo de la canasta familiar, en un país donde la inflación galopante es otra forma de confiscación social.

Defendieron el derecho a  plantear que el  trabajo precario y tercerizado  golpea a la mitad de los trabajadores -algo que silencian todos los otros candidatos.

La izquierda va a intervenir en octubre en el marco de una bancarrota general del capitalismo.

Aunque intente disimularlo, el kirchnerismo aborda esa crisis con los mismos métodos que otros gobiernos capitalistas: rescatando a los banqueros  a costa de la mayoría que trabaja.

Más temprano que tarde,  esos recursos se van agotar -del mismo modo que ocurre hoy en Estados Unidos o Europa.

La defensa del  salario, las jubilaciones o la condición laboral son,  en estas condiciones, mucho más que una plataforma de reivindicaciones urgentes.

Es un planteo de reorganización social que el Frente de Izquierda va a colocar en la tribuna de las elecciones nacionales.

En agosto, convocamos al pueblo a votarnos para que la elección de octubre no sea el monólogo de los partidos capitalistas.

En el próximo turno electoral, ampliemos el alcance y la fuerza del Frente de Izquierda.

Para romper otro monólogo -el del Congreso- y llevar a sus bancas a tribunos obreros y socialistas.

En esta nota

También te puede interesar:

Se realizó un masivo acto en las proximidades del poder legislativo de la ciudad.
Rechazamos las persecuciones y provocaciones de Alicia Kirchner contra la lucha de los enfermeros y el personal de salud en general.
Un balance del trabajo de Gabriel Solano como legislador porteño.
La legisladora del PO rota la banca del FIT.
200 trabajadores participaron de la audiencia de presentación del proyecto del FIT.