15/01/2022

Mendoza: el boleto de colectivo sube un 60%

El pasaje pasa a $36 desde enero y a $40 desde el 1 de julio.

Este jueves 13 de enero, el gobernador Rodolfo Suárez emitió el decreto 12/2022 por el cual autorizó dos aumentos en el servicio de transporte mendocino. A partir de enero, sube el boleto de $25 a $35, y a partir del 1 de julio el pasaje pasará a costar $40.

El aumento, que representa en total un 60% en el boleto de colectivo, es un duro golpe al bolsillo de los trabajadores que también verán este mes un incremento en sus tarifas de luz y agua que aumentan un 20% y 45% respectivamente. Si tomamos el salario mínimo, vital y móvil, el costo del transporte público mensual de un trabajador alcanza el 4,5% del salario, porcentaje que se multiplica si consideramos el grupo familiar y el ajuste brutal en curso.

Miles de trabajadores se movilizan diariamente para ir a sus lugares de trabajo: albañiles con herramientas; gastronómicos que deben recorrer largas distancias diariamente para cubrir la temporada vacacional; enfermeros; trabajadores del comercio; trabajadoras de casas particulares. El grueso de una población que lejos está de superar la línea de la pobreza y aún más lejos de afrontar un nuevo ajuste en las tarifas.

La suba, que responde a los intereses de quienes lucran con el transporte en Mendoza, contrasta con la calidad del servicio que prestan, principalmente en las barriadas obreras, y con la realidad de una provincia que tiene más de un 45% de pobreza y donde 6 de cada 10 niños son pobres, dificultando aún más sus condiciones de vida con este aumento.

Este aumento se otorgó a pesar del incremento de los subsidios provinciales que en 2022 alcanzarán los 13 mil millones de pesos por parte de la provincia más 3,5 mil millones por parte de Nación.

Quienes exigen más subsidios y aumentos de boleto se rehúsan a blanquear a dónde van los fondos provinciales y nacionales que reciben mensualmente. Tampoco explican dónde fueron los millones que acumularon las empresas durante años de concesión del servicio. Esto es una manifestación del carácter parasitario de estas empresas que son de los principales vividores del Estado.

Ante esta nueva avanzada, desde el Partido Obrero exigimos la inmediata anulación de este tarifazo. Es necesario que las empresas concesionarias del servicio abran los libros contables y rindan cuentas.

Es evidente que un servicio esencial y estratégico como el transporte no puede continuar en manos privadas, siendo una fuente más de acumulación para unos pocos que ni siquiera tienen riesgo de pérdida porque su rentabilidad está asegurada por ley. Es necesario proceder a la estatización del transporte y colocarlo en manos de los propios trabajadores y sus necesidades.

También te puede interesar:

Fundador del Partido Obrero en Mendoza, falleció este lunes a sus 87 años.
En el marco de las audiencias públicas que definirán el tenor del tarifazo.
Movilizaciones en Puerto Tirol y Barranqueras.
Tras décadas de vaciamiento en 2022 miles de familias dependen del camión aguatero.