26/11/2021

Mendoza: el gobierno prepara un nuevo tarifazo en los servicios públicos

Organicemos el rechazo y una salida que defienda los intereses populares.

El gobierno provincial de Rodolfo Suárez, en connivencia con el empresariado local, se prepara para un nuevo tarifazo en los servicios públicos de la provincia. Esto abarcaría principalmente agua, luz, gas y transporte, servicios públicos que son del uso de la mayoría de la población mendocina.

Así, este martes se realizó la audiencia pública no vinculante para analizar el ajuste en la tarifa del servicio del agua en Mendoza. El Ente Provincial del Agua y Saneamiento (Epas) entregó un informe donde la empresa Agua y Saneamiento Mendoza (Aysam), que maneja el 80% del mercado, solicitó al Ejecutivo provincial un aumento del 47%.

Por su parte, el mismo día también se realizó una audiencia para determinar el valor del transporte. En ese sentido, el encargado de presentar el informe es el Ente de la Movilidad Provincial (Emop), quienes sugirieron una aumento del 45%. Por su parte el empresariado solicitó un aumento del 58%. Esto colocaría la tarifa plana, que ahora se encuentra en $25, entre los $36 y los $40.

Este jueves se realizó una audiencia para discutir nuevamente la tarifa de la electricidad. Las empresas distribuidoras quieren que el ajuste promedio sea de alrededor del 15%, mientras que un informe del Ente Provincial Regulador Eléctrico (Epre) sostiene que el incremento tiene que rondar entre 7,6% y el 9,1%.

Estos aumentos se contraponen a la brutal realidad de que los aumentos salariales de los trabajadores se encuentran por debajo de estas solicitudes empresarias o, peor aún, muchos rubros vienen careciendo de actualizaciones salariales. Sumado a esto, un 43% de la población mendocina se encuentra por debajo de la línea de pobreza -según datos oficiales del primer semestre- y una canasta básica que está ya en los 70 mil pesos, muy lejos de lo que gana la mayor parte de la población trabajadora de la provincia.

La búsqueda de ganancia por sobre la satisfacción de las necesidades del pueblo mendocino es una constante, y la manifiesta defensa del sector privado por parte del Estado lejos está de satisfacer fielmente estos servicios públicos. El gobierno, con farsas de audiencias no vinculantes, dibuja la búsqueda de una política de privatización y de usura de la población, considerando servicios de utilidad y necesidad pública como negocios arbitrados, y ampliamente subsidiados, por el Estado, con el único objetivo de garantizar las enormes ganancias de un reducido grupo de empresas.

Esta política de tarifazos debe encontrarse con un rechazo popular que ponga en alto las demandas de los trabajadores, como los vecinos de Las Heras, Godoy Cruz y Ciudad, que sufren constantemente extensos cortes, o los vecinos de Luján que deben vivir con aguas contaminadas, o un servicio de luz que es prohibitivo para las familias más humildes que carecen de los recursos más básicos y que se encuentran en condiciones edilicias peores y son los primeros privados y afectados por los cortes sistemáticos que recrudecen en verano. A su vez, el precio del transporte se configura por fuera de los salarios de los trabajadores que se movilizan diariamente en el transporte público hasta cuatro veces por día y cobran sueldos por debajo de la línea de la indigencia en muchos casos.

Esta política de tarifazos debe enfrentarse con la organización de los trabajadores de la provincia para enfrentarse al ajuste y los reclamos de las patronales ligadas al Estado. A través de subsidios y aumentos pretenden continuar viviendo de los mendocinos y mendocinas. Opongamos un programa para la satisfacción de las necesidades sociales apuntando a la organización de los vecinos y reclamando que los intereses del pueblo estén por delante de un puñado de multimillonarios.

También te puede interesar:

Vamos por una organización independiente del estado y por los reclamos más sentidos del colectivo
En Plaza Independencia, el FIT-U y otras organizaciones acordaron movilizar el 11 de diciembre.
Nuevamente vamos a las calles por todos nuestros reclamos.