04/06/2019

Mendoza: la campaña electoral del PO-FIT en Guaymallén

En el bunker del intendente radical Marcelino Iglesias, que va por la re elección, domina la preocupación. Esta se asienta en que el candidato a la gobernación, el hombre de Alfredo Cornejo, Rodolfo Suarez, no levanta en la consideración y una discreta o mala elección de este podría tirar para abajo la elección en la intendencia de Guaymallén. Iglesias ha pasado de fanfarronear, vanagloriándose de ganar con “la gestión realizada”, a tener que volcar todo el aparato municipal a las calles. Marcelino cuenta con el apoyo de las principales empresas asentadas en el municipio, a quienes les ha garantizado importantes negocios que van desde la tercerización de la limpieza y la obra pública, hasta el pago de una deuda fraudulenta de la gestión anterior y el ajuste en regla a las mayorías laboriosas. Como no podía ser de otra forma, esto último lleva a que el apoyo al intendente decaiga en los sectores populares, donde la crisis se siente más fuertemente.


El peronismo pretende explotar este cuadro de situación, principalmente el sector kirchnerista encabezado por el ex intendente Alejandro Abraham, ex socio del anterior intendente Luis Lobos, quien se encuentra procesado por corrupción y malversación de fondos. Con una demagogia exacerbada promete todo lo que uno pueda imaginar, desde trabajo pasando por vivienda a faraónicas obras. Pero esto es fuego de artificio en el marco de su alineamiento con la fórmula Fernández-Fernández, que ya se comprometió al pago de la deuda al FMI, y por lo tanto a proceder a un ajuste sin precedentes. Unidad Ciudadana ha llevado a la práctica la frase de “amagar con la izquierda, pegar con la derecha”.


Abrir una salida de los trabajadores y la izquierda


La campaña del FIT se concentró en denunciar que todos los candidatos municipales adhieren a bloques políticos que van a sostener el acuerdo con el FMI. Esto –dijimos- condiciona fuertemente las aspiraciones del pueblo trabajador de Guaymallén. Llevamos a todos los rincones del populoso departamento nuestros planteos de reorganización del municipio estableciendo el trabajo, la vivienda y la urbanización como prioridades absolutas. Y denunciamos los grandes negocios para los empresarios que caracterizan al gobierno municipal.


El método que impulsamos para esta lucha política fue el llamado a los trabajadores y el pueblo explotado a sumarse a la campaña del FIT, a desarrollar una movilización política para disputar efectivamente el desenlace de la crisis en curso. Nuestras energías fueron puestas en los casa por casa en las barriadas obreras, en los barrios de clase media, los galpones municipales, en las escuelas, centros de salud, ferias populares y concentraciones obreras.


Voluntarios contra el FMI


Impulsamos el reclutamiento de voluntarios para llevar nuestras posiciones puerta por puerta, para constituir comités de apoyo, para abrir casas electorales, para organizar mateadas y reuniones; y finamente para compartir materiales en las redes sociales.


Los comités de apoyo nos han permitido un avance organizativo que triplica las fuerzas con las que contábamos al comienzo de la campaña. Esto de por sí solo es un elemento destacado de las primeras conclusiones que arroja nuestra campaña.


Al comenzar la campaña los voluntarios provenían mayoritariamente de las asambleas del Polo Obrero, pero al desarrollarse la campaña la movilización fue creciendo y sumando la adhesión de una franja más amplia de jóvenes y trabajadores precarizados: remiseros, trabajadores de la construcción, del comercio, estudiantes de terciarios y escuelas para adultos, etc.


Aun de forma muy limitada, la conclusión central que nos deja esta experiencia es que la tenaz lucha política que encaramos desde la organización de trabajadores desocupados, está irradiando políticamente a otros sectores de la clase obrera y los explotados. Esto cobra valor en momentos donde el movimiento obrero mendocino no ha entrado de lleno a escena. Nos preparamos para un gran salto en la lucha de clases.

En esta nota

También te puede interesar:

La Facultad de Derecho promueve un seminario con Alfredo Jofré, ex ministro con varias denuncias.
El intendente Iglesias recortó el salario del combativo delegado municipal y referente del Frente de Izquierda.
Vamos por la inmediata reintegración de los descuentos.
Los trabajadores y los comedores barriales, en el foco de exposición.