17/05/2021

Mendoza registró en abril la inflación más alta del país

En abril se registró una inflación del 4,8%.

Este jueves la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE) publicó el informe mensual con el aumento del Índice de Precios al Consumidor al mismo tiempo que el Indec a nivel nacional.

Según este informe, en el mes de abril la inflación en la provincia fue de un 4,8%, quedando por encima de la media nacional que estima un 4,1%. Así durante este 2021 sumando los informe anteriores se puede observar un acumulado anual de un 17,3%. La novedad de este informe es que la cifra resultante es la más alta en lo que va del año, siendo que el mes pasado la inflación calculada fue de un 3,8%.

Es menester observar que este índice establece un promedio general de diferentes valores y donde los más altos corresponden a indumentaria (9,7%), educación (6,4%) y alimentos (5,3%).

 

Con este cuadro el aumento inflacionario podría llegar tranquilamente a un 50% para fin de año. Estos datos contrastan con las paritarias firmadas a lo largo y ancho de la provincia en donde la burocracia firmó al gobierno una paritaria del 20% en los gremios municipales.

Estos datos, si bien no figuran en el informe presentado por la DEIE, tensionan más en el cálculo estimado de la línea de la pobreza hoy calculada por arriba de los 55 mil pesos.

Estos porcentajes están unidos a la tendencia inflacionaria nacional que lejos está de lograr las metas del gobierno. El gobierno de Fernández, en connivencia con las fuerzas de la oposición patronal, ha desarrollado una política antiobrera que comenzó con la falsa ley anti despidos y el congelamiento de precios, hasta el cese de entregas de ayudas sociales como el IFE priorizando el pago de la deuda externa y evitando la emisión monetaria para sostener el dólar. Una política que va en contramano de las necesidades de los trabajadores pero genera ganancias millonarias a los especuladores.

A nivel provincial y en la persona de Rodolfo Suárez no se ha desplegado ni una sola medida para cesar los efectos de la crisis. La línea que sostiene el gobierno provincial, bajo tutela nacional, es el sostenimiento de la productividad incluso a costa de la vida de los mendocinos y mendocinas, un claro ejemplo fue la declaración inmediata de la cosecha como actividad esencial durante el 2020, donde ni los protocolos sanitarios ni los salarios fueron a favor de los trabajadores.

Con salarios de miseria y exponiendo a miles de trabajadores sin condiciones materiales, el gobierno provincial pretende presentarse como oposición, pero no ante las familias trabajadoras de Mendoza sino ante las grandes patronales a las que beneficia sistemáticamente.

Ante esto es necesaria la unidad de quienes luchan y reclaman por las necesidades más sentidas de una población que se agolpa en los comedores que crecen día a día y en los lugares de trabajo cuyos salarios y condiciones laborales van en caída libre de la mano de los gobiernos parásitos. El informe presentado por la DEIE no es solamente un dato matemático sino que refiere a la vida de miles de mendocinos y mendocinas que cada día se enfrentan a la difícil tarea de llevar el pan a la boca de sus familias.

 

   

También te puede interesar:

A quién apoya cada organización social y piquetera en estas elecciones.
Ni un voto para los candidatos del ajuste.
En la provincia del sol y del buen vino al ajuste lo enfrentamos con la izquierda.
Según datos del Indec la canasta básica llega a $66.488 y la canasta alimentaria a $28.414. Los salarios siguen perdiendo lugar contra la inflación.