21/03/1996 | 486

Menem-Cavallo liquidan las asignaciones familiares

El régimen capitalista acaba de largar una nueva ofensiva, esta vez para liquidar las asignaciones familiares y arrimarles más fondos, de los trabajadores, a las  AFJP.


El proyecto, según Clarín (15/3):


  •  elimina el salario familiar por esposa (15 pesos mensuales), la asignación por matrimonio (300 pesos), el plus por escolaridad y familia numerosa y la ayuda por escuela primaria de 130 pesos por año.


  •  elimina todo tipo de asignación familiar a los que ganan más de  1.500 pesos. O sea, esposa, hijos, escolaridad, matrimonio, nacimiento.


Esta poda le permitirá a la ANSeS quedarse con 400 millones de pesos anuales que hoy reciben los trabajadores.


¿Pero por qué quieren arrasar con gran parte de las asignaciones familiares si “en 1995, el sistema tuvo ingresos por 2.214 millones, que financiaron íntegramente los beneficios, cerrando en un ajustado equilibrio” ? (Clarín, ídem).


Porque desde enero pasado, “rige el descuento del 30 al 80% en las contribuciones patronales”, lo que provocó el déficit del sistema previsional. Para ‘re-equilibrarlo’,  proponen, no eliminar el descuento patronal, sino eliminar las asignaciones. Así de sencillo.


Un paso a la privatización de la educación


Pero hay más. La escolaridad anual de 130 pesos, que hoy cobran los trabajadores con hijos en la escuela primaria, será sustituida por un fondo que “puede ser administrado por las AFJP”. Es decir que el dinero que hoy cobran por este concepto los trabajadores irá a las AFJP, las que además cobrarán una suculenta comisión por su ‘administración’.


La administración de una cuenta en concepto de educación, por parte de las AFJP, significa que sus titulares deberán presentar los comprobantes de gastos que justifiquen su retiro de dinero, facilitando de este modo el pasaje a la arancelización de la enseñanza.


La modificación del régimen de asignaciones familiares es una confiscación de los trabajadores en beneficio de los capitalistas, que apunta a una segunda confiscación, por la vía de la privatización de la educación.


El Partido Obrero propone:


1) Anulación del descuento a los aportes patronales.


2) Duplicación inmediata de las asignaciones familiares, con cobro mensual directo por el trabajador, sobre la base del financiamiento patronal.


3) Denuncia a las burocracias sindicales, que guardan silencio frente a este descomunal atropello a la clase obrera.

También te puede interesar:

Es necesaria la intervención de los trabajadores. Escribe Eduardo Salas.
Movilicemos este lunes 20 contra el ajuste fondomonetarista sobre las jubilaciones y pensiones.
A 20 años, evitemos un nuevo rumbo de saqueo.
Declaraciones contradictorias de los funcionarios del gobierno.