26/03/1998 | 578

Menem entrega Malvinas, a cambio de la re-reeleccion

El reconocimiento de la sobera­nía inglesa de Malvinas forma una parte central de la políti­ca rereeleccionista. Menem pretende con ello conquistar un apoyo decisivo de parte del imperialismo anglo-yanqui. Esta capitulación será presenta­da al pueblo argentino como la obten­ción de una “soberanía comparti­da”, que será abusivamente explota­da en la campaña electoral.


Además de las reuniones secretas en Suiza para preparar los acuerdos que deberán ser firmados cuando Me­nem visite Londres en noviembre próximo, acaba de informarse que Ar­gentina y Gran Bretaña coincidieron en llamar a una “licitación coordinada” para la “exploración y ex­plotación de petróleo en la zona marítima en disputa” {La Nación, 22/3). “En la Argentina y en el Reino Unido se pondrán a la ven­ta, al mismo tiempo, pliegos que ofrecerán el 50 por ciento de cada uno de los seis bloques delimita­dos en la llamada zona de coope­ración”.


“Es un mecanismo de reloje­ría”, se asombra La Nación, porque exige que el mismo consorcio gane por separado en la licitación ‘argentina’ y en la ‘británica’, o en el caso de que no sea así, que los ganadores respecti­vos se asocien después de la licitación.


La “licitación coordinada” obliga también a cada país a resignar la mitad de las regalías que correspon­den al total de lo licitado. Para esto deberá reformarse la actual legisla­ción sobre hidrocarburos. Pero en caso de hacerlo así, el Congreso argentino habrá incurrido en una traición a la patria, ya que significaría violar el artículo constitucional que establece que Malvinas y su costa marítima has­ta 200 millas son argentinas.


La campaña por la re-reelección deberá contar entonces con la compli­cidad de los ‘opositores’ a Menem o incurrir en la ira de los pulpos petrole­ros, como YPF, Shell, Pérez Companc; o en la de los siderúrgicos y constructo­res, como Techint y Macri, que preten­den ganar los contratos de instalación de tuberías y oleoductos.


Existe el antecedente de las licitacio­nes en zona ocupada por los ingleses, en la que éstos resignaron tres puntos de las regalías en favor de Argentina a cambio de que ésta no desafíe jurídica­mente las concesiones. El proyecto de ley que Menem envió al Congreso para autorizar este cobro aún no fue tratado.


La campaña re-reeleccionista entra­ña una amplia conspiración, incluso de alcance internacional, que supone la violación de la soberanía del país y de la Constitución Nacional.

También te puede interesar:

La conducción Celeste de Uepc cogestiona el cierre de carreras.
Por espionaje ilegal contra familiares de las víctimas del ARA San Juan.
Silencio absoluto del expresidente, que busca su impunidad en la causa ARA - San Juan, acerca del sobreseimiento de CFK.
Acerca de las declaraciones de Paolo Rocca en el evento “Educación para el trabajo y la empleabilidad”.
Lo admitió en el acto de cierre de campaña.
Alberto Fernández convalida ese fraude, reconoce la totalidad de la deuda contraída y habilita que continúe la fuga.