21/12/2021

Moreno: el Partido Obrero (FIT-U) moviliza en rechazo al presupuesto de ajuste de Mariel Fernández

Este jueves 23 vamos al Concejo Deliberante.

El próximo jueves se vota en el Concejo Deliberante de Moreno la propuesta de presupuesto 2022 que envió la intendenta Mariel Fernandez. El Frente de Izquierda Unidad, que ingresó por primera vez en el HCD, se prepara para rechazar este presupuesto de ajuste acompañado de una movilización popular de vecinos que reclaman por sus necesidades en las calles. En la campaña electoral planteamos varios puntos urgentes de resolución para la población trabajadora de Moreno: el déficit en salud, el déficit habitacional, la desocupación y miseria, las obras de infraestructura escolar y vial, entre otros. El FIT-U va a rechazar este presupuesto 2022 que nos presenta el oficialismo porque no resuelve ninguno de esos problemas inmediatos.

Presupuesto de ajuste y “ajustado”

Se trata de un presupuesto de ajuste, pero también “ajustado” a nivel provincial y nacional. Nuestra posición en rechazo al presupuesto nacional fue clara: es una indicación del imperialismo yankee de cómo reducir gastos para pagarle al FMI.  Kicillof debe reducir también su presupuesto para pagar los vencimientos de la deuda provincial con los bonistas. Por eso, hay montos que no se aumentan acorde a la inflación proyectada para el año que viene (de casi el 60% según pronósticos de todas las consultoras), como el Fondo de Fortalecimiento de programas sociales (aumenta 50%), el Fondo Educativo (49%) o la recaudación de juegos de azar (50%). El presupuesto de Mariel Fernández propone llevar los salarios de los municipales a $40.225, un aumento de 50% que parte de un básico anterior de miseria ($26.500). Este nuevo básico va a seguir estando muy por debajo de la línea de pobreza. Es necesario plantear un salario de emergencia que alcance la CBT (Canasta básica Total: $70.000) en el camino hacia un salario municipal que cubra el costo de la canasta familiar.

Poniendo esto en consideración, estamos en contra de que la dieta de los concejales llegue a $200.000 y  la de la intendenta a $600.000. Es una burla a todos los trabajadores municipales que están por debajo de la línea de pobreza. Los concejales y la intendenta no pueden cobrar más que una maestra con doble cargo. Es por eso que la concejal Lorena Pereira va a cobrar el sueldo de una maestra con doble cargo sin antigüedad y donará el resto de su dieta a las luchas populares como lo hacen el resto de los parlamentarios del Frente de Izquierda Unidad.

Por otra parte, este presupuesto se dedica a embellecer la precarización laboral desde su organismo descentralizado, el IMDEL, que plantea “desarrollar y fortalecer el sector de la Economía Popular”. Incluso habla de seguir generando lazos entre el Programa Potenciar Trabajo y el Municipio. De esta forma, el Municipio de Moreno quiere seguir explotando el fraude laboral de los miles de trabajadores informales que tiene cumpliendo labores municipales como zanjeo, construcción de veredas, mantenimiento de plazas, pintura de escuelas, fuera del convenio municipal e hiperprecarizados.

Fondo educativo “arreglar picaportes”

En el 2021 gran parte del monto del Fondo Educativo fue usado para hacer veredas, rampas y arreglar ventanas y picaportes en las escuelas. El presupuesto para 2022 proyecta gastar parte de estos fondos (otras partes se utilizan como recurso en organismos como el IMDEL) en obras menores de infraestructura (como seguir arreglando veredas, ventanas y rampas). Este es el distrito del asesinato laboral de Sandra y Rubén. Donde hubo una rebelión educativa por las deplorables condiciones edilicias de las escuelas. Estos problemas no se arreglan colocando puertas y ventanas. Las escuelas de Moreno no cumplen con los 12 puntos de habitabilidad. Este año se cayeron cielorrasos y mamposterías en la EP 1 y ES 36. En las secundarias 56, 44, 46 y 68 se trabaja en aulas modulares. La Secundaria 56 y la 37 esperan la construcción de su edificio.

Ahora bien, hay un dato alarmante: hay 10.000 niños y niñas de sala de 3 que no van a poder ingresar al sistema educativo público porque no hay espacio en los jardines. Es imperiosa la construcción de salitas en aquellos jardines donde hay espacio y, por otra parte, la construcción de nuevos jardines de infantes completos para albergar esa matrícula hoy excluida. Este Presupuesto proyecta la construcción de 5 centros de desarrollo infantiles (CDIs), para, de alguna manera, corregir este problema. Los CDI no son Jardines y no tienen personal profesional para el cuidado y transmisión pedagógica de nuestros pibes. No queremos parches, queremos la construcción de jardines dependientes de la DGCyE con sus correspondientes docentes de inicial preparadas para la función. El Fondo Educativo tiene que ir para las escuelas.

No tengo casas, tengo garrote

Moreno es un distrito que se ha forjado sobre la base de procesos de usurpación de tierras, con cientos de barrios irregulares, no reconocidos y, en estos momentos, el distrito se encuentra densamente poblado. Hay un gravísimo déficit habitacional que organismos municipales off the récord calculan en 18.000 familias. Sin embargo, este presupuesto proyecta construir 265 casas (en realidad dicen 600, pero hay 335 sin lotes asignados). ¡Solamente están proyectadas 265 casas! Sumado a esto, nada dice el presupuesto sobre la finalización del complejo habitacional de Villanueva. Ni nada sobre la entrega de las casitas de La Perla.

Es muy preocupante que al no resolverse este grave problema habitacional, la Secretaría de DD.HH. (parece un chiste, pero no) se prepara para seguir «desarticulando» usurpaciones en conjunto con la Fiscalía y la Policía. “Desarticulando” es un eufemismo para no reconocer que se preparan para seguir reprimiendo. Este año “desarticularon” en Cuartel V una organización de vecinos que se organizaban por el derecho a la tierra y la vivienda con el saldo de 5 detenidos, personas hospitalizadas y hasta el ingreso ilegal de las Fuerzas a las casas de los vecinos para cazar “usurpadores”.

Comer con $197 por día

El servicio alimentario escolar alcanza a 97.000 pibes, cuando la matrícula total asciende a 120.000. Nuestra posición tradicional desde la agrupación Tribuna Docente es reclamar la universalización del SAE. En un distrito donde la pobreza y el hambre es un factor común, incluso reconocido en varias líneas de este proyecto, la asistencia alimentaria por parte del estado a los pibes debería no tener límites. Además, debería mejorar la capacidad nutricional de los alimentos que dejan mucho que desear. Ahora bien, el monto que se proyecta para el SAE en el 2022 sería de $197 por día para estos 97.000 pibes. ¿Quién puede dar desayuno, almuerzo y merienda con $197? ¿Qué nivel de nutrición pueden tener los productos con esa plata?

Salud ¿pública?

Los vecinos de Moreno están hartos de no conseguir turnos en las salitas, o tener que hacer largas colas o encontrarse con que faltan especialistas todo el tiempo. El presupuesto de salud no proyecta la construcción de nuevas salitas ni la contratación de más personal profesional o administrativo para responder a las necesidades de la población. Por otra parte, aparecen 20 millones de pesos que se transferirían a la Fundación Mariano y Luciano de la Vega que es una suerte de “cooperadora” del Hospital provincial. Esta entidad este año recibió 10 millones de pesos del Municipio. En primer lugar, nos parece que no corresponde la “ayuda” municipal a una institución que debe estar cubierta con todo lo necesario (infraestructura, personal, insumos) por su organismo provincial. En segundo lugar, es necesaria una rendición de cuentas por parte de esta Fundación para saber en qué se gastaron los 10 millones de pesos de este año y en que proyectan gastar lo del año que viene.

Asfalto, bien gracias (y otras yerbas)

Moreno es uno de los distritos de la Zona Oeste con la peor red vial. La pavimentación en un radio que se aleja 20 cuadras del centro de la ciudad es inexistente, las calles de tierra son intransitables, no hay mejorados, los colectivos, remises y ambulancias no pueden entrar en algunos barrios por el barro o los pozos gigantes. Ante esto, el presupuesto 2022 proyecta pavimentar 20 nuevas cuadras. ¡Sí, leíste bien, 20! Si la empresa de transporte monopólica La Perlita destruye las calles, hay que aumentarle fuertemente la tasa de mantenimiento de la red vial.

Reafirman en el Presupuesto la construcción de la planta de transferencia de residuos pero no definen el sitio específico. Nosotros sostenemos la posición de los vecinos que es la de la relocalización. No se puede instalar en una zona densamente poblada.

No hay mención a la construcción de la cárcel en El Vergel. Este es un proyecto de provincia que generó indignación en el barrio. Nuestra banca reafirma la posición que es la de los vecinos del “NO a cárcel en El Vergel”, en su lugar, construcción de una primaria, una secundaria y un jardín, un centro deportivo, una plaza y un centro de salud.

Que paguen los que más tienen

El financiamiento del presupuesto proviene de fondos provinciales, en menor medida nacionales, y municipales. Las tasas generales (impuesto municipal) aumentarían 35%, pero se proyecta recaudar un 70% más que este año. Entonces saldrán a buscar nuevos contribuyentes hasta debajo de las piedras. Con la tasa de Seguridad e higiene (comercios) pasa algo similar, aumentaría 40%, pero planean recaudar 136% más que este año, saliendo a la caza de nuevos contribuyentes comerciantes. Hay un proyectual aumento de un 70% en recaudación de infracciones de tránsito y un aumento de 150% en la recaudación del estacionamiento medido. El financiamiento del municipio no puede recaer sobre el bolsillo de los trabajadores. La carga tributaria debe ser más pesada sobre los que más tienen, por eso, proponemos un impuesto extraordinario a los grandes hipermercados de la ciudad como Coto, Carrefour o Maxiconsumo, a los monopolios como La Perlita y a los countries.

Es por todo esto que el jueves 23 de diciembre el Frente de Izquierda Unidad rechazará este presupuesto de ajuste y “ajustado”. La sesión se dará en el marco de una movilización de miles de vecinos que siguen reclamando sus necesidades insatisfechas. Por primera vez, estos vecinos sabrán lo que ocurre dentro del recinto y a través de Lorena Pereira, la concejala electa del FIT-U, alzarán la voz de rechazo.

También te puede interesar: