22/04/2010 | 1125

Movilización de los municipales de Avellaneda

Más de 300 trabajadores municipales de Avellaneda realizaron una manifestación en el hall central del edificio municipal, reclamando aumento salarial. La última oferta de aumento (15% desde abril) fue rechazada por insuficiente.

El sueldo básico promedio de 900 pesos y el promedio de bolsillo va de 1.000 a 1.200 pesos, según la antigüedad. Esto obliga a los compañeros a realizar extensas jornadas de horas extras, que los convierte en “rehenes” de los funcionarios que amenazan con quitárselas a quienes expresan su disconformidad o participan a alguna acción de lucha.

El intendente pejotista Ferraresi aumentó la tasa municipal (ABL) los últimos cinco años, entre 30 y el 80 por ciento, según los barrios, y los salarios sólo el 12% anual, tanto en 2008 y 2009. Mientras, se están vaciando los centros de salud porque los profesionales, técnicos y enfermeros emigran a otros sectores donde tiene mejores sueldos.

Ferraresi dice que no tiene plata, pero en Avellaneda está el polo petroquímico, entre otras grandes empresas. ¡Que le aumente las tasas a las patronales del distrito y cobre multas a los contaminadores!

Por otro lado, el negociado del servicio de basura privatizado se lleva un tercio del presupuesto. Ahora está en marcha otro “negocio” con las cámaras de seguridad que están instalando en distintas dependencias, las que se usarán para controlar a los trabajadores.

La Federación de Municipales Bonaerenses (Fesimubo) ha realizado movilizaciones aisladas. Es necesario un congreso de bases del gremio que fije el monto del reclamo salarial, que no puede ser inferior a lo pedido por los obreros municipales de Avellaneda: 1.800 pesos de básico provincial por y para que ningún municipal bonaerense tenga básico por debajo del salario mínimo.

En esta nota

También te puede interesar: