14/04/2016 | 1406

Necesitamos un Paro Nacional

Al polo de los ajustadores, opongámosle un polo político de los trabajadores


El número real de despidos, de diciembre a hoy, ya supera los 150.000, entre trabajadores privados y estatales. 


 


El salario ha caído desde entonces un 20% entre la carestía, la devaluación y los tarifazos. 


 


La inflación anual ya se proyecta cerca del 40%, muy por arriba de las propuestas de la patronal y el Estado ante las paritarias. 


 


La prometida reducción del impuesto a las ganancias sobre el salario ha terminado en otro fraude. 


¿No es claro que los trabajadores necesitamos una respuesta de conjunto? 


 


La burocracia sindical de todos los colores desfila por los despachos parlamentarios. 


 


Busca los favores de una oposición que, en las provincias y municipios, acompaña el ajuste macrista. Pero no tiene la menor intención de apelar a la lucha para quebrar el más grave de los atropellos -la escalada de despidos. 


 


Cristina Kirchner ha roto cuatro meses de silencio -pero sólo en defensa de sí misma y de sus funcionarios. El Frente con los Gioja, Insfrán, la represora Bertone o su cuñada Alicia, todos ajustadores y represores, podrá servir para la autopreservación -nunca para una lucha por nuestras reivindicaciones. 


 


¿Esa es la polarización que necesitamos? 


 


No, el rumbo es otro. Es el de los estatales de Tierra del Fuego, el que tendrá lugar con la gran jornada de lucha del próximo 19; el de Unilever y los docentes santiagueños. 


 


Necesitamos una respuesta de todos, un paro nacional activo contra los despidos, los tarifazos y por paritarias sin techo. 


 


Al polo de los ajustadores, opongámosle un polo político de los trabajadores. 


 

También te puede interesar:

Anuncia convenios de asistencia directa a mujeres que sufren violencia en barrios populares mientras vacía la DGMuj y desaloja trabajadoras.
Casi equivalente a la suma de lo destinado a salarios estatales y programas sociales.
Un repaso de las medidas económicas lanzadas luego de las Paso.
La grandilocuencia de un proyecto que no significa nada para la economía de los santacruceños.
La querella le solicitó al juez interviniente, Martín Bava, su detención. El letrado lo convocó a declarar nuevamente el jueves 28.