02/03/2017

Neuquén: el rumbo ajustador del gobernador Gutiérrez

Movilización obrera al inicio de la sesión legislativa


En el día de ayer, el gobernador Omar Gutiérrez (MPN) dio apertura a las sesiones ordinarias de la Legislatura provincial. En el momento del discurso del gobernador, una movilización de trabajadores confluyó en las puertas de la Legislatura provincial. Sucede que el acto de apertura se produce en momentos de alza de la tensión social en la provincia, fruto de la ola de despidos y cierres de empresas, los techos salariales y los planes de flexibilización laboral en marcha.


 


El discurso


 


El gobernador anunció un nuevo “boom” en Vaca Muerta, aunque sin especificar ninguna inversión concreta. Según él, la nueva oleada de inversiones será posible gracias al acuerdo cerrado con el gobierno nacional, las petroleras y el Sindicato petrolero. Es decir que el eventual “boom” tendría como base los tarifazos, los despidos y la flexibilización de las condiciones laborales de los petroleros. Así y todo, el “boom” está por verse, pues las empresas condicionan las inversiones a una mayor reducción del costo de producción. Apuntan para eso a un mayor recorte de los “costos laborales” y  reclaman la apertura de importaciones, para abaratar el costo de “los fierros”.


 


Gutiérrez debió reconocer que la financiación del banco ruso para la construcción de la central hidroeléctrica Chihuido I se ha caído, a pesar de las condiciones leoninas que le otorgó la ley votada de urgencia hace dos años atrás por la Legislatura. Ahora “se espera”, dijo, una nueva financiación cuyo plazo vence en 30 días. Es decir, la obra sigue en el limbo, tal como lo anticipó en su momento la diputada del FIT por el Partido Obrero, Gabriela Suppicich.


 


El gobernador ratificó su compromiso de cumplir con el pago de los vencimientos de deuda pública, por el orden de los 7.000 millones de pesos, a lo largo de este año. Parte importante de ese monto son intereses usurarios. Hace dos semanas atrás, Gutiérrez viajó a Estados Unidos en busca de un crédito en dólares, que de conseguirlo tendrá como destino la cancelación de deuda.


 


En contraste con este compromiso de fuego que Gutiérrez expresó con el capital financiero, a los docentes y estatales de la provincia les pidió mesura. El gobierno, luego de dos semanas de comenzada la negociación salarial, no ha hecho siquiera una oferta. Avanza, a su vez, en la aprobación de una reforma flexibilizadora del convenio colectivo de las trabajadoras y trabajadores de Desarrollo Social.


 


Pero lo más significativo del discurso de Gutiérrez fue su interpretación de la crisis fiscal de la provincia. Para el gobernador, los trabajadores que pelean por aumentos salariales que alcancen los índices inflacionarios, son los responsables últimos del descalabro fiscal. No lo serían las patronales petroleras, mineras, inmobiliarias, financieras, etc; que gozan de exenciones impositivas o directamente de subsidios y que representan la verdadera carga del fisco provincial. Gutiérrez, de esta manera, dejó en claro que el Estado está para servir al capital ajustando a la clase trabajadora.


 


Movilización obrera


 


En rechazo a los despidos, al techo salarial y a la flexibilización laboral, se desarrolló una movilización y un acto en las puertas de la legislatura. Además de ATE, se movilizaron los sectores combativos de Aten,  las obreras textiles, el Sindicato Ceramista, empleadas legislativas y obreros petroleros despedidos.


 


Las obreras de Textil Neuquén fueron importantes protagonistas de la jornada. Desde hace un mes ocupan la fábrica y se movilizan contra el vaciamiento de la planta y contra los despidos. Con su lucha, han puesto en evidencia la connivencia del gobierno provincial con la patronal vaciadora de los Huerta, que pretende continuar produciendo para el mismísimo Estado pero en talleres clandestinos.


 


El inicio de las sesiones ordinarias mostró un contraste nítido. Por un lado, el gobernador y los bloques políticos mayoritarios que en el congreso nacional y en la propia legislatura impulsan la agenda política patronal. Por el otro lado, los trabajadores movilizados, rechazando el ajuste, los despidos, la flexibilización laboral y los techos salariales. La diputada del Frente de Izquierda por el Partido Obrero, Patricia Jure, antes de ingresar al recinto fue parte de la movilización obrera. Y una vez adentro, se manifestó desplegando carteles con las consignas centrales de las luchas de los trabajadores.


 


 

También te puede interesar:

Todas las luchas obreras y populares presentes.
Con 100% de ocupación de camas abren la temporada de invierno.
Con bombos y platillos el gobierno se exculpa de la violencia, mientras cajonea la Resolución 1.057 de Casas refugio aprobada en la Legislatura hace más de un año.
Será parte del panel Patricia Jure, diputada provincial por el Partido Obrero en el Frente de Izquierda Unidad.
Entrevistamos a empacadores/as de Neuquén frente a los contagios masivos y las muertes por Covid-19.