27/11/2020
Deuda externa

El acuerdo del gobierno de Neuquén con los bonistas

El "alivio" solo es para tomar más deuda.

En su conferencia de prensa, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, anunció el “histórico” acuerdo al que se habría llegado a con los bonistas de la deuda provincial en dólares y bajo ley extranjera.

Así como al abrir la negociación, a principios de agosto, la había calificado de “amigable”, tras varias prórrogas terminó en una “histórica” concesión a los acreedores. El gobierno habló en todo momento desde el punto de vista de los bonistas, no de los recursos de la provincia.

Según el gobernador, se ha conseguido una rebaja de intereses y un estiramiento del plazo de amortización del capital, pero eso solo es cierto a medias. El bono Ticade, que tiene garantías de pago a través de las regalías petroleras, fue emitido en el año 2016 con cuatro años de gracia, por lo que el primer vencimiento de capital e intereses se produjo a mediados de este año (12/5). Es decir que prácticamente la totalidad del bono ingresó en el canje, sin quita de capital, y el plazo de amortización final se estiró del 2028 al 2030

Respecto de los intereses, para el año entrante la tasa baja del 8,62% actual al 5,17% -lo que igualmente se ubica en niveles usurarios-, pero irá aumentando a partir del 2022 hasta alcanzar nuevamente el 8,6% original. Para colmo, también se pagará en efectivo una suma de 34,55 dólares por cada mil de deuda aún no amortizada del capital circulante del Ticade -unos 310 millones de dólares. Esta cláusula funciona como un pago anticipado de una tasa de interés del 3,45%, exactamente igual a la reducción de la tasa inicial del bono.

El otro bono que forma parte del acuerdo, el Tideneu, tiene su primer vencimiento de capital en el año 2023, por 122 millones de dólares. Por eso, si bien el plazo de amortización de extiende desde 2025 a 2030, ello no implica ningún alivio ni para los próximos años. Por otro lado, en la última oferta el gobierno se comprometió a pagar la deuda por intereses desde abril a noviembre del presente año.

El gobierno anunció que el alivio financiero de este canje de deuda será de unos 270 millones de dólares, sumando capital e intereses, hasta el año 2024. En realidad, hasta 2022 la provincia solo tenía que amortizar capital del Ticade por un total de 84 millones de dólares, lubricado con la compensación del pago en efectivo de 10,4 millones, por lo cual lo que se alivia en 2021 y 2022 es poco en relación al resto de la deuda dolarizada, que incluye además , el crédito del banco Credit Suisse AG London Brunch y otros prestamistas, un préstamo de Pan American Energy LLC, Letras del Tesoro suscriptas por GyP, entre otras.

Pero como el ministro de Economía, en su exposición en la Legislatura, anunció que la provincia tomará nueva deuda dolarizada, el “alivio” no durará. El gobernador tiene sancionada una autorización de emisión de deuda por 140 millones de dólares. Es evidente que el alivio del canje no tiene como destino ni los salarios, ni jubilaciones, ni la ayuda social, ni la construcción de un plan de viviendas populares. Es decir que seguirán postergándose los reclamos más sentidos de los trabajadores, en función de cumplir con el repago de la deuda.

También te puede interesar:

El día que la dictadura creó “Piapilandia”.
Uatre, Soefrnyn y Stihmpra se vuelven a reunir este lunes a las 15 hs con la CAFI y el Estado por la paritaria de cosecha, mientras avanza la pobreza, el desempleo, la precarización y la trata de personas en el sector obrero frutícola.
Radiografía del colapso en los hospitales de la provincia.