21/10/2021
elecciones 2021

Neuquén: ¿Qué está en juego en las municipales del domingo 24?

A reforzar al Frente de Izquierda-Unidad.

La elección de concejales de la ciudad de Neuquén este domingo 24 guarda importancia al ser la primera elección posterior a las Paso y anterior a las generales del 14 de noviembre.

Se votan 9 concejales, lo que representa la mitad del Concejo, y están habilitados para sufragar más de 217.000 electores. Con la particularidad de ser una instancia local, los resultados manifestarán también tendencias de nivel nacional, es decir cuál será la elección de la derecha que participa disgregada, si el Frente de Todos se derrumba o se recompone y la performance de la izquierda. Además, impactará en el futuro de la interna del partido de gobierno, el MPN.

El oficialismo del intendente Mariano Gaido lleva dos listas. La principal, el MPN, impulsa como candidato a Claudio Domínguez, el cual debió bajarse de la candidatura a diputado nacional a primer concejal luego del repudio de la huelga de salud. Es que mientras los trabajadores cortaban ruta por salario en el marco de una pandemia, Domínguez lanzaba su costosa campaña, hecho que mereció el repudio generalizado. La otra lista oficial la encabeza Emanuel Guagliardo, y va por la coalición “Neuquén Puede”, donde actúan partidos que a nivel nacional apoyan al Frente de Todos. Dicho esto, el intendente Gaido se juega plebiscitar su gestión y junto con ello su posición como candidato a gobernador en el año 2023, o como un “armador” en la estructura provincial. Si Gaido gana la elección con importante diferencia significará una posición de fuerza en la interna del partido de gobierno de cara a la elección del candidato a gobernador por el MPN. El intendente actual busca convertirse en un “Larreta” con fuerte inversión en la patria contratista y la especulación inmobiliaria, profundizando la gestión macrista del exjefe comunal Pechi Quiroga.

La derecha neuquina aparece fraccionada en tres listas. La Democracia Cristiana lleva a Gastón Sobisch, hijo del exgobernador Jorge Sobisch. El espacio de Juntos por el Cambio va con dos listas. La que lleva a Juan Peleáez es apoyada por el conjunto de los dirigentes de Cambiemos, a tal punto que al cierre de campaña de este candidato asiste Patricia Burllich y Alfredo Cornejo. La otra lista está encabezada por Guillermo Monzani, exfuncionario de Pechi Quiroga. Ambas listas basan su propuesta en mejorar la situación impositiva para el empresariado local.

La centroizquierda opera en terreno contradictorio. El ARI en la ciudad lleva a Christian Marcelo Galván, el cual se presenta como un candidato “verde” pero su principal referente provincial, el periodista Carlos Eguia, es un exponente contra los luchadores sociales, defensor de represores y del macrismo. Libres del Sur apela a Mercedes Lamarca, una dirigente que en el pasado hizo una gran elección. Esta fuerza guarda un desprestigio por estar en cada elección con una fuerza distinta, al punto tal que en la última elección local hizo alianza con la derecha neuquina.

El Frente de Todos municipalizó su elección. En los afiches que llevan a Marcelo Zuniga del movimiento Evita y a Micaela Gomiz del PCR ha desparecido la figura Cristina y Alberto, buscando escapar de un desbarranque nacional. Apelan a un mensaje que denuncia la especulación inmobiliaria y a la gestión municipal, cuando son una fuerza de ajuste y de complicidad con el oficialismo provincial y local.

El Frente de Izquierda-Unidad va con lista unificada. Está encabezada por César Parra, referente del Polo Obrero; Laura Eggers, docente de Izquierda Socialista; Esteban Martine, trabajador judicial y militante del PTS. Nuestra fuerza pone en juego una de las dos bancas que tenemos desde el año 2017, fecha en que la izquierda ingresó por primera vez en el Deliberante neuquino. Para el FIT-U está en juego salir reforzada de esta elección, la cual será la mejor campaña y el mejor envión de cara a las generales de noviembre.

Como un aspecto adicional y de importancia, en la elección a renovar concejales se votara un referéndum mediante el cual se vota por el SI o por el NO a un cumulo de cuestiones donde están: la eliminación de medio término -es decir votar cada 2 años concejales-, incorporación de símbolos a la bandera de la ciudad y la enunciación de derechos de personas con capacidades diferentes y de la mujer. Si se aprueba esta enmienda, los concejales electos duraran dos años de mandato para que en el 2023 se vote la renovación del cuerpo en forma plena. Desde la Izquierda señalamos que esta enmienda es una maniobra política que constituye una necesidad del régimen y no de la población, puesto que no están en la agenda los problemas urgentes y concretos de los trabajadores, las mujeres y la juventud de la ciudad.

A pocos días de la elección, el Partido Obrero despliega una enorme campaña para que la izquierda salga fortalecida de cara a los desafíos de enfrentar al ajuste y de preparar una alternativa política independiente de los trabajadores.

También te puede interesar:

Con más fuerza, vamos a la marcha del orgullo el 11 de diciembre.
Desarrollemos a fondo una movilización de frente único con independencia de los gobiernos ajustadores.
Es en el marco de un allanamiento ilegal realizado por Gendarmería en 2017 en el lof Campo Maripe.
Redoblamos la movilización política con actos y pronunciamientos.