06/07/2006 | 953

No a la reforma constitucional

Se pinchó el interbloque
Por Gabriela
Partido Obrero de Jujuy

Mientras el gobierno de Fellner pretende la reforma constitucional que habilite su re-reelección (indefinida), el supuesto “interbloque opositor” se viene derrumbando pues defiende los mismos intereses sociales que el oficialismo.


 


Este Interbloque entre Morales (UCR) y Daza (Unión por Jujuy) fue el producto de un acuerdo político por arriba; nunca tuvo la intención de satisfacer alguna necesidad real del pueblo. Esto se puso en evidencia con la “crisis del agua” o con la entrega de los aeropuertos Guzmán y La Quiaca. Anunciaron que venían a dar solución a los problemas críticos de los jujeños e hicieron precisamente todo lo contrario, desnudando su carácter pro-patronal. Uno de sus diputados renunció y al resto le queda ponerse en la fila del reparto del presupuesto.


 


Los oligarcas y pulpos capitalistas de la provincia gozan de la protección del gobierno de Fellner y, también, de la camarilla del Interbloque.


 


El PJ pretende maquillar la reforma re-reeleccionista con la excusa de la necesidad de una Constitución Provincial “moderna” que mejore la salud, el medio ambiente, la Justicia, la educación, la problemática de género, la igualdad… Mentiras. Una “nueva” Constitución significaría el continuismo de la política actual.


 


Una “nueva Constitución” no es la prioridad de los jujeños. Su prioridad es el salario mínimo vital y móvil igual al costo de la canasta familiar de 2.200 pesos; la contratación bajo convenio de los desocupados mediante “bolsas de trabajo”; la jubilación del 82% móvil; la triplicación del presupuesto social. Estas son las reivindicaciones fundamentales de la agenda popular.


 


Mientras el Interbloque se despinta, el gobierno cuenta con la colaboración de la burocracia sindical que acepta aumentos del orden de los 10 pesos al básico y la promesa de un aumento escalonado del 19%.


 


El Partido Obrero confirma su previsión acerca del derrumbe anunciado del Interbloque, el cual se encamina a apoyar la reelección.


 


El Partido Obrero se opone rotundamente a la reforma constitucional trucha. Una verdadera oposición sólo la podrán desarrollar las masas trabajadoras, yendo por sus necesidades a través de la lucha, dotadas de un programa político-reivindicativo independiente del Estado.


 


Al régimen de camarillas al servicio de la oligarquía capitalista, oponemos la necesidad del gobierno de los trabajadores y el pueblo jujeño.

También te puede interesar:

El FIT-U como única alternativa a los que hunden el país y la provincia.
Movilizaciones en Jujuy contra la impunidad que todos los gobiernos le garantizaron a los Blaquier.
Impulsan un relevamiento sobre condiciones de cursada y una movilización para agosto.
Le deben salarios y aguinaldos.
El 8 de julio de 2011 fue vista por última vez con vida en Salta. Su familia la sigue buscando.