20/09/2016

ONU: para Macri la ocupación de Malvinas es sólo un “diferendo”

Luego de la polémica desatada por el comunicado firmado por Malcorra y el funcionario de la cancillería del Reino Unido, Alan Duncan, se esperaba con atención los conceptos que Macri dedicaría a la cuestión de Malvinas en su discurso ante la asamblea general de la ONU. Muchos conjeturaban que para despejar las críticas que el comunicado levantó dentro de la propia coalición gobernante Macri haría un pronunciamiento categórico en defensa de la soberanía Argentina sobre las islas Malvinas.


Pero nada de eso ocurrió. Macri redujo la cuestión de Malvinas a un "diferendo de casi dos siglos" con el Reino Unido. No denunció la ocupación colonialista y ni una sólo vez reivindicó la soberanía argentina sobre las islas y las aguas circundantes. Como presidente de Argentina contradijo a la Constitución Nacional que taxativamente declara la soberanía nacional sobre el territorio insular ocupado por Inglaterra.


El discurso de Macri debe entenderse como un aval al comunicado firmado por Malcorra, que declara la intención de proceder a la exploración conjunta con el Reino Unido de los recursos naturales de Malvinas, especialmente los hidrocarburíferos y pesqueros. Atiende así al reclamo unánime de los grandes monopolios petroleros internacionales, que quieren eliminar las penalizaciones que establecen las leyes de nuestro país sobre las empresas que realizan contratos con el gobierno ocupa del Reino Unido para explorar los recursos naturales de Malvinas y de las aguas circundantes.  


De manera indisimulable Macri aprovechó su discurso para hacer proselitismo en favor de la candidatura de Malcorra a la Secretaría General de la ONU. Las concesiones sobre Malvinas forman parte de esta ´campaña electoral´, pues debe superar el veto de Inglaterra en el Consejo de Seguridad de la ONU.


Macri debutó en la ONU con un discurso antinacional que contradice las leyes del país. 

También te puede interesar:

Un recorrido por la causa y el entramado de encubrimiento.
La miniserie de Netflix se basa en una historia real sucedida en Australia.
Nos presentarnos como querellantes en la causa
Equivalen a 100 haberes mínimos como cobra el 50% de los beneficiarios