12/10/2021

Otra patoteada de Aníbal Fernández, esta vez a Nik

Fue por Twitter, horas después de que denuncien a Sergio Berni por utilizar un ejército de trolls en redes sociales.

En el día de ayer el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, volvió a hacer una de las cosas que mejor sabe hacer. Luego de que el caricaturista Nik criticara los viajes de egresados que ahora el gobernador bonaerense Axel Kicillof regala, buscando el voto de la juventud, el ministro le respondió. Alegó, en resumidas cuentas, que el gasto público estatal está bien; y que Nik no se queja de los subsidios que recibe la ORT, la escuela donde acuden sus hijas (subsidios que garantiza el gobierno).

Más allá de las apreciaciones que se puedan tener sobre el caricaturista, estas palabras no se pueden reducir en su gravedad. Hablamos de una amenaza pública por parte del ministro de Seguridad de la Nación, que es además un profesional en estos asuntos. Como si fuese poco, Fernández salió luego a justificarse, postulando que “Nik vive agrediéndonos”. El despropósito es absoluto, justamente, por el motivo mencionado. No se puede comparar a un hombre de Estado, que detenta la cartera que coordina el accionar de las fuerzas represivas a nivel nacional, con un caricaturista.

Este hecho se da unas horas después de que su par en la provincia de Buenos Aires, otro represor, provocador y patotero profesional como lo es Sergio Berni, fue denunciado con motivos que también implican a las redes sociales. Un informe en Periodismo Para Todos, el programa conducido por Jorge Lanata, dio cuenta de que el Ministerio de Seguridad bonaerense habría utilizado fondos públicos para montar un ejército de trolls para hacer una defensa en el terreno digital de su propia gestión. Una vez más se puede ir a las mismas conjeturas. Lanata, como operador político de la derecha, en su informe eludió de manera magistral la existencia comprobada del ejército de trolls del expresidente Mauricio Macri y quien fuera su jefe de Gabinete, Marcos Peña. Pero sigue sin restarle gravedad al asunto.

Es un método viejo y conocido. Un informe del Oxford Internet Institute publicado en 2017, y titulado “Troop Trolls and Troublemakers”, señala que el kirchnerismo ya utilizaba en 2012 bots automatizados para dar retweets masivos a sus principales figuras. También constata que el gobierno de Macri utilizaba trolls para defender a su gobierno y atacar a opositores, incluídas víctimas directas de sus tropelías al mando del Estado como Sergio Maldonado. Las redes sociales tienen hoy un carácter central en la vida política, por lo que los gobiernos no escatiman ni en recursos ni en estrategias para intervenir en ellas. Tal es, entonces, la importancia que tienen las palabras de Aníbal Fernández.

Rechazar esta amenaza contra Nik es una defensa de las libertades democráticas del conjunto de la población. El nuevo ministro de Seguridad fue nombrado para estos fines: materializar una aceleración derechista, represiva y persecutoria en la cartera nacional. Repudiemos su provocación en defensa de un derecho elemental como lo es la libertad de expresión y la potestad de criticar a un gobierno.

También te puede interesar:

El ministro se puso 'a disposición" de la política de expulsión de los pueblos originarios.
El gobierno incumplió el compromiso de reinstalaciones y ya llevan nueves meses peleando por sus puestos de empleo.
La mentira del ministro, un represor profesional, tuvo patas cortas.
Ante la represión a los ferroviarios despedidos Néstor Pitrola, Romina Del Plá y dirigentes de izquierda se pronunciaron.