06/02/2021
SALTA- EDUCACION

¿Para quién trabajan los falsificadores del grupo que se hace llamar “de Altamira y Ramal”?

Asamblea de docentes autoconvocados del 4 de febrero de 2021

Como parte de una campaña nacional contra el PO, concentrada en el ataque a nuestros dirigentes Néstor Pitrola y Claudio Del Plá, se ha publicado un artículo en Política Obrera, firmado por Violeta Gil y Gabriela Jorge

Vayamos al tema. Venimos trabajando en Salta y en todo el país en la batalla fundamental de unir a la docencia a los padres y los estudiantes en defensa de la escuela pública que ha sido hundida en una crisis excepcional, agravada al extremo en el año que pasó, en el que millones de estudiantes en el marco de la pandemia perdieron el año. Levantamos un programa frente a esta emergencia educativa y sanitaria por el que venimos batallando en la calle, en la defensa de la asamblea de autoconvocados de Salta y desde nuestra bancada.

Reparación de los edificios escolares, conectividad al 100% garantizada por el Estado, designación de 1.600 ordenanzas, designación masiva de docentes recuperadores (única forma de que se pueda dar clases a grupos pequeños), salario igual a la canasta básica para el cargo testigo e indexación mensual, derecho a veto de los docentes y padres sobre los protocolos sanitarios y las condiciones de seguridad e higiene de las escuelas. Impulsamos la más amplia deliberación en cada escuela y trabajamos por una gran asamblea provincial presencial el próximo 27 de febrero.

Desde este lugar denunciamos la campaña cínica y reaccionaria que va desde Fernández y Larreta hasta Sáenz y Kicillof para un retorno a clases sin que el gobierno garantice las menores condiciones para que ello sea posible. Cerramos un 2020 donde nuestros compañeros de Tribuna Docente fueron la primera línea de lucha por todas las reivindicaciones contra el gobierno de Sáenz. Quebramos la negativa del gobierno a cubrir los cargos docentes, encabezamos el reclamo por la cobertura de la obra social para los casos de Covid, organizamos a los docentes desocupados para exigir que se nombren docentes recuperadores, nuestra principal dirigente Carmen Venencia fue presa hace pocos días, en medio de una manifestación contra el negociado de los títulos docentes y la precarización laboral. (Todo esto mientras nuestros críticos se pasaron la mayor parte del tiempo en cuarentena.)

En la asamblea de Capital, del pasado jueves 4, se aprobaron buena parte de nuestras mociones y claramente se plantea que vamos al no inicio de clases si no hay respuesta.

¿De dónde sale este grupo de marcianos a imputarnos de que somos socios de Sáenz, de la UIA y hasta de Donald Trump, para que se vuelva a clases “a como dé lugar” en nombre de una normalización capitalista a costa de la salud de la población?

¿Cómo se explican semejantes falsificaciones e infundios?

Cualquiera que se tome el trabajo de leer el jeroglífico (incomprensible para cualquier persona normal, es decir, fuera del ámbito de la secta a la que pertenecen sus autoras) tendrá la dificultad de encontrar cuáles serían las declaraciones de Claudio Del Plá que critican, de qué medio las extrajeron y en qué consisten efectivamente. Resulta imposible con estos métodos cualquier polémica real, fundada, sobre cuál es la mejor estrategia frente a la crisis educativa. Por supuesto este asunto no les preocupa a las autoras, a las que su jefe parece haberles ordenado que deben atacar públicamente a Del Plá a tres meses de una elección provincial.

Pareciera que critican que un parlamentario socialista (del que no han podido criticar su accionar aunque rompieron con el partido hace dos años en nombre de supuestas desviaciones democratizantes y conservadoras) proponga interpelar al ministro de Educación para desnudar la campaña reaccionaria del gobierno por la vuelta a clases, sin que estén dadas ninguna de las condiciones indispensables. No consideran que la labor de un revolucionario en el parlamento sea desenmascarar la política capitalista y plantear a cada paso una alternativa de los trabajadores, y contribuir de este modo, con esta agitación socialista, al desarrollo de la lucha independiente de los trabajadores. Esta contraposición y la denuncia de que el gobierno está de espaldas a la crisis terminal de la educación, las hizo Del Plá en el debate del presupuesto provincial en donde ya defendió un programa frente a la emergencia educativa como el que exponemos más arriba.

Atacan a Del Plá y a Pitrola también porque serían defensores de la presencialidad contra la vida y la salud de los docentes y estudiantes. ¿De dónde sacaron esta infamia? ¿De un programa de tv en donde Pitrola afirma que venimos defendiendo la enseñanza presencial en oposición a la educación a distancia que es el terreno por excelencia de la mercantilización de la educación? Pitrola de inmediato pasó a demoler la virtualización forzosa y la completa falta de preparación para regresar a las aulas en pandemia tras un año entero. ¿Acaso están a favor de esta mercantilización? Desde la Quiaca a Tierra del Fuego los dirigentes del PO estamos impugnando el planteo del gobierno desde un programa de defensa de la escuela pública y de las reivindicaciones de la docencia.

Pasemos de largo y condenemos a este grupo de provocadores y calumniadores profesionales.

Su conducta es funcional a la división de los trabajadores y, con esto, funcional al gobierno.

También te puede interesar:

Llamamos a la organización de asambleas por escuela.
Ninguna medida efectiva para frenar, prevenir y parar el descontrol de casos que promedian los 3.500 diarios en el distrito.
El problema no es el zoom, es el presupuesto. Organizate con La Causa.
La Mesa de la Coordinadora Sindical Clasista envió su pronunciamiento.