20/02/1997 | 528

Paro y movilización a Plaza de Mayo el 25

Para que el crimen de Cabezas no quede impune

Han pasado más de 15 días desde el asesinato de nuestro compañero José Luis Cabezas y el crimen sigue impune. Se ha armado un amplio operativo político para evitar que sean descubiertas las identidades de los autores materiales y, especialmente, de quienes encargaron el asesinato.


A esta altura de los acontecimientos, la percepción popular entiende claramente que si se desentrañan las complicidades del crimen, se estaría apuntando directamente al corazón del Estado. Por eso, tanto el oficialismo como los partidos ‘opositores’, es decir, los hacedores de la Obediencia Debida, el Punto Final y el Indulto, responsables todos ellos de que los genocidas sigan matando impunemente, tratan de bloquear la movilización por el esclarecimiento y el juicio y castigo a los culpables.


Este operativo sólo puede ser quebrado por una vasta movilización popular, en la cual nuestro gremio debe jugar un papel fundamental. La participación en la marcha convocada por los compañeros de Noticias y el cumplimiento masivo del minuto de silencio decidido por la UTPBA, muestran a las claras la voluntad de lucha del gremio para que haya juicio y castigo a los responsables del asesinato.


Pero esto no alcanza.


Si queremos frenar el terror, no hay que atarse las manos. Si la peor opinión es el silencio, tenemos que gritar. De a miles, de a decenas de miles, de a centenas de miles. Generar una impresionante movilización contra este régimen del hambre, el gatillo fácil, las mafias. A un mes del asesinato de Cabezas, el 25 de febrero, debemos copar la Plaza de Mayo y exigir el juicio y castigo a los culpables.


Los trabajadores de Prensa tenemos que parar y movilizarnos desde nuestros lugares de trabajo. Con pancartas, con carteles, llamando a profundizar la lucha, exigiendo a la CGT un paro general por Cabezas.


La opción es de hierro: o ellos o nosotros. Rompámosleslos dientes

También te puede interesar:

Mientras los que utilizan los trabajadores sí están identificados. Basta de privilegios e impunidad.
Exigimos su aparición con vida. El Estado es responsable.
Entrevista a la joven tucumana que llegó a Buenos Aires, tras denunciar 11 veces al legislador Ricardo Bussi.
Movilizaciones en Jujuy contra la impunidad que todos los gobiernos le garantizaron a los Blaquier.