02/05/1996 | 492

Patria Libre y Malvinas

Igual que Tatcher


Las primeras nueve palabras ya son una grosería: “Para los milicos significó el fin de la dictadura”. Con esta frase, “La Vence” sostiene la misma posición que M. Thatcher, que ha dicho que los argentinos le teníamos que estar agradecidos a la flota británica por haber puesto fin a la dictadura militar. Para la Vence, no fue el hundimiento político creciente del gobierno militar lo que originó la guerra, en un intento de rescate sino la guerra de Malvinas la que ocasionó el hundimiento de la dictadura militar. Patria Libre se junta así a todos los democratizantes que hace mucho han destacado esta ‘función progresista’ de la victoria del imperialismo.


El ‘nacionalismo’ de Patria Libre


Sobre el final, el artículo plantea que “sin milicos traidores ni políticos caretas, volveremos y plantaremos nuestra bandera”, Patria Libre esconde de este modo los intereses sociales que llevaron a la guerra de Malvinas, y a la burguesía nacional que apoyó la ocupación argentina de las Islas. Pone a la cuestión nacional por encima de la lucha de clases, revelando un frente político de principios con la acción de la dictadura galteriana.


“La burguesía, dice Lenin (Sobre el derecho a la autodeterminación de las naciones), coloca siempre en un primer plano sus reivindicaciones nacionales, y las plantea de un modo incondicional (Patria Libre también, P.V.M.). El proletariado las subordina a los intereses de la lucha de clases” “Al proletariado le importa garantizar el desarrollo de su clase (a Patria Libre también, pero en todo caso sus intereses son ajenos a la clase obrera, P.V.M.)”.


“La Vence”, al denunciar solamente “la rendición” y no el carácter de clase de la guerra del lado argentino (del lado británico fue imperialista), mandando como carne de cañón a más de 700 jóvenes; al plantear que con este sistema social hay que volver a “poner nuestras banderas en cada rincón de las islas”; al colocar en sus afiches la reivindicación de “por un estado fuerte”. Patria Libre está planteando un militarismo estatal, y el consecuente reforzamiento de su aparato represivo (FF.AA., Policía, Super-secretaría, etc.). Cuando Patria Libre denuncia una política de desmalvinización, está escamotenado que tanto el gobierno de Alfonsín como el de Menem han puesto a Malvinas en el primer plano, para poder pactar con los ingleses y los yanquis. Lejos de dejarla en el ‘olvido’, lo cual es objetivamente imposible, “oportunamente, podría volver a ser un tema del que se valgan la Burguesía Nacional o el imperialismo para rescatar a algún gobierno en problemas o superar alguna situación de crisis terminal” (Jorge Altamira, PO nº 433).


En caso de que la burguesía necesite el Estado militarizado que nos propone Patria Libre, va a ser para defender sus intereses (los del gran capital), para reprimir con todo a los trabajadores, y hasta para defender los intereses del imperialismo. Como vemos, el nacionalismo de Patria Libre no debe confundirse con el antiimperialismo.


¿Qué nos conviene a los trabajadores y a la juventud?


A los trabajadores y a la juventud no nos interesa plantear la recuperación militar, por parte de la burguesía, de Malvinas; los jóvenes no queremos ser usados de nuevo como carne de cañón de la burguesía. A los trabajadores y a la juventud no nos interesa un Estado militarizado, porque justamente, la lucha por un seguro al desocupado de 500 pesos a partir de los 16 años, la lucha contra el convenio Fiat-Smata, la lucha por la defensa de la salud y la educación pública y la lucha contra la represión policial son, de conjunto, una lucha contra el Estado.


En caso de que se recuperen las Malvinas con este sistema social (lo cual seguramente ocurrirá por medio de un pacto con el imperialismo), los trabajadores van a seguir en iguales condiciones de empleo miserables, por lo tanto, a los trabajadores no les soluciona nada, sino que les entorpece, al contrario, su lucha.


La recuperación de Malvinas, los trabajadores debemos plantearla como parte de la revolución socialista y la Unidad Socialista de América Latina, o sea como parte de un planteo internacionalista de la clase obrera.


En la cita de Lenin, queda más que claro cómo debemos abordar la cuestión nacional. Patria Libre, al poner en primera plana y con carácter incondicional la recuperación de Malvinas, no está respondiendo a los intereses del movimiento obrero ni de la juventud.


 

También te puede interesar: