15/10/2015 | 1385

Persecución política en Baradero


Una vez más nos toca asistir a un caso de persecución política. Al polémico desplazamiento de la directora del Hogar Juan XXIII, Verónica Bard, se suma el despido de Nicolás Philip de su cargo como operador técnico de la Radio Municipal Evita. El denominador común entre ambos despidos es la filiación de dichos trabajadores con un espacio político de oposición.


Es necesario comprender la situación de conjunto: en primer lugar, debemos señalar que estos casos testigo son la muestra fiel de las pésimas condiciones laborales de los trabajadores municipales, que padecen a diario los aprietes y el acoso. Demuestran el régimen precarizador del gobierno comunal, la falta de pasa a planta permanente de los contratados, de iniciativa de los sindicatos que no toman la cuestión, de categorizaciones y de concursos de antecedentes y oposición. La única forma de acceder y permanecer en un puesto es el amiguismo y/o seguidismo al oficialismo.


En segundo lugar, esta «limpieza» al interior de los espacios mediáticos cuando se da en el marco de una carrera del gobierno municipal por la monopolización de los distintos medios de comunicación de la ciudad.


El periodista Gabriel Bovazzi (portal de noticias EnBaradero.com) decidió desvincularse del municipio, del cual era proveedor, tras reiteradas presiones económicas por parte del carossismo debido a su línea editorial. A los pocos días, su página fue misteriosamente hackeada: una práctica digna de los impulsores del Proyecto X y de quienes sostuvieron al represor César Milani a la cabeza del Ejército.


Desde un primer momento denunciamos a la Ley de Medios como un instrumento para mediar entre grandes negocios capitalistas y nunca como una herramienta de liberación de la expresión para la sociedad. El pacto Clarín-Nextel y el monstruo bicéfalo (Scioli-Zannini) han sepultado definitivamente cualquier expectativa. Las prácticas del intendente municipal van en esa línea: generar un monopolio comunicacional del oficialismo, la pauta oficial y paraoficial para sus empresarios amigos; la persecución y la falta de libertad de expresión para sus adversarios políticos y para todos los ciudadanos que pretenden denunciar los sistemáticos atropellos que se suceden en Baradero.


Por su parte, la oposición tradicional (Frente Renovador y Cambiemos) han sido incapaces de llevar adelante un proceso de lucha para reclamar el cese de la persecución y la libertad de expresión.


Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda repudiamos enérgicamente las maniobras del oficialismo local, el manejo corporativo de la pauta oficial, el chantaje económico y la persecución que viene desatando sobre aquellos trabajadores que no concuerdan con sus prácticas políticas.


Frente al nefasto cuadro que se nos plantea, llamamos a todos los trabajadores de prensa de la ciudad, tanto de medios oficialistas como opositores e independientes, a organizarse de manera independiente para defender sus derechos.


Reclamamos:


* Reincorporación inmediata de Nicolás Philiph. 

* Basta de persecución política. 

* No al cercenamiento de la libertad de expresión. 

* Reparto transparente de la pauta oficial, auditable por los trabajadores de prensa. 

* No a la acumulación mediática: por asignación presupuestaria para medios alternativos y populares. 

* Espacios radiales en la emisora municipal para todos los partidos, sindicatos, centros de estudiantes y organizaciones sociales.

En esta nota

También te puede interesar:

En las plantas de Baradero y Chacabuco.
La patronal dio lugar a rebajas del 7% en la hora.
Un acuerdo del que se vale el intendente Sanzio para hacer campaña y que fue facilitado por la burocracia del Smata.
Reincorporación de todos los despedidos y suspendidos.
Estuvo cumpliendo sus funciones "presenciales" desde principios de febrero. No recibió la vacuna.