14/09/1993 | 401

Pierri

La noticia llegó de España. Pierri había intentado coimear a la empresa española que se había alzado con la privatización de la distribución de gas en la zona norte del Gran Buenos Aires. La grabación de una conversación entre dos gerentes de la empresa española —uno en Buenos Aires y su superior en España— no dejaba duda alguna. Ninguna de las “desmentidas” posteriores de la empresa, que llegaron a Buenos Aires desde el fax de la embajada argentina en Madrid, desmintió el contenido de la grabación.


Pierri y Duhalde, como no podía ser de otra manera, atribuyeron todo a “una campaña electoral sucia” por parte de la oposición. Parecen olvidar la catarata de casos de coima denunciados, desde los guardapolvos de Bauzá hasta las colonias de vacaciones de Duhalde y Carpinetti, pasando por el polo petroquímico de Manzano y los DNI de Mera Figueroa … ninguno de los cuales fue denunciado en vísperas de elecciones. En todo caso, ¿será para evitar que estas denuncias vean la luz que el menemismo quiere alargar los períodos de elección (de dos a cuatro años), algo con lo que concuerda el radicalismo? ¿O será sólo para que nos olvidemos de sus chanchullos y coimas cuando llegue la hora de votar?

En esta nota

También te puede interesar: