23/06/2020

Preparan un aumento del 15% en el precio de productos básicos

Mientras recortan los salarios.

Los productos básicos y más consumidos durante el aislamiento social aumentarían para el próximos mes un 15%, e incluso más en algunos casos. Los empresarios de la industria alimenticia presentan esta semana los nuevos listados de precios ante el vencimiento de los programas Precios Máximos y Precios Cuidados, sobre los que no hay noticias acerca de su continuidad. Productos como harina, aceite, azúcar, pan y yerba son los más afectados por las subas, a los que se suman otros productos esenciales como jabón y alcohol.


El director de la consultora Focus citó a los medios un estudio que estima que alrededor del 70% de los hogares argentinos viven con menos de 38.500 pesos al mes durante la cuarentena, un nivel de ingresos muy por debajo de los 44.000 pesos que ronda la Canasta Básica Total. “Se estima una pobreza adicional del 20%, que rondará en total en 50%, ya que están afectados los monotributistas, autónomos, comerciantes, trabajadores informales y prestadores de servicios independientes. Es una situación preocupante”, declaró.


Estos números son ciertamente alarmantes. Este aumento se daría en medio de recortes salariales del 25% pactado entre la burocracia sindical, el gobierno y las cámara patronal, y miles de despidos entre trabajadores formales e informales. Sería condenar a millones de trabajadores al hambre y la miseria, cuando la mayoría de las más de 6.500.000 de personas que fueron aceptadas para el IFE solo cobraron una cuota de 10.000 pesos en casi 100 días de cuarentena, mientras que los trabajadores desocupados que perciben salario social complementario fueron excluidos de ese subsidio y se mantiene congelado el ingreso en $8.500. Esta suba del precio de productos básicos sería un nuevo atentado a la posibilidad de desarrollar una cuarentena.


Es necesario enfrentar los despidos y los recortes salariales, y luchar por la apertura de paritarias para imponer que los salarios se actualicen de acuerdo a la inflación. Necesitamos un subsidio al parado de $30.000 para poder garantizar que los trabajadores nos quedemos en casa y la apertura de los libros de las empresas para terminar con la especulación patronal y los formadores de precios. Para enfrentar el crecimiento del hambre y la miseria y combatir la pandemia, es urgente la aprobación del proyecto de ley que crea un impuesto a las grandes rentas y fortunas, ya que permitiría recaudar 15.000 millones de dólares, afectando a los grandes capitalistas para que no sean los trabajadores los que paguemos los costos de la cuarentena.





 

También te puede interesar:

En abril se registró una inflación del 4,8%.
Un relevamiento de Prensa Obrera sobre salarios y jubilaciones de trabajadores estatales y privados.
La gira europea de Fernández y Guzmán solo reafirmó el arrinconamiento del país.
Más leña al fuego de la inflación. Liberan los precios de leches, arroz, aceites y otros productos básicos.
Importantes conflictos muestran el descontentos de las bases y los cuestionamientos a la burocracia sindical.
La política económica del gobierno conduce a un ajuste sobre los bolsillos de los trabajadores.