06/09/2018

Presentamos proyecto de ley contra los privilegios económicos del clero en la Ciudad

El legislador del Frente de Izquierda, Gabriel Solano, impulsa la separación de la Iglesia del Estado.

El proyecto de ley del legislador por la Ciudad Gabriel Solano (PO-FIT), que plantea poner fin a las eximiciones impositivas con el que cuentan las propiedades religiosas según el código fiscal, así como anular las cesiones de tierras e inmuebles y eliminar los subsidios que reciben las entidades religiosas, fue presentado el miércoles 5 en la Legislatura porteña.


Participaron miembros de Cael (Coalición Argentina por un Estado Laico), de la Campaña Nacional por un Estado Laico, algunas compañeras del colectivo Actrices Argentinas, estudiantes secundarias que vienen librando una lucha por la aplicación efectiva de la ESI (Educación Sexual Integral) en las escuelas, la diputada nacional por el Frente de Izquierda PO, Romina Del Plá, la dirigente del Plenario de Trabajadoras Vanina Biasi y Marcelo Ramal.


Los fundamentos principales de la ley son los beneficios económicos que cede el Estado porteño y que ascienden a sumas millonarias. Todos estos recursos son utilizados por el clero para ser un factor de bloqueo y contención a la lucha de los desocupados en los barrios de la ciudad, de los estudiantes en los colegios y de las masas en general. También para oponerse a la implementación de reivindicaciones elementales de las mujeres como lo demostraron contra el aborto legal, seguro y gratuito. Para dar un ejemplo de las sumas que representan solamente con las 612 instituciones religiosas y educativas que están exentas de pagar ABL, la iglesia, se ahorra 400 millones de pesos anuales y representa un 5% del ingreso total de ABL que tiene la Ciudad, mientras que los trabajadores sufren aumentos de este impuesto que confisca su salario. A esto se le suman las exenciones impositivas, y las propiedades de uso privado como garajes y hasta el propio Luna Park.



Estos beneficios económicos dan cuenta que en la Ciudad de Buenos Aires tenemos un Estado confesional. Esta política confesional ha sido aplicada por todas las fuerzas políticas que gobernaron la Ciudad, desde la centroizquierda ibarrista hasta el macrismo, pasando por el kirchnerismo. Cabe señalar que casi la mitad de la matrícula estudiantil está en la educación privada-confesional.


Impulsemos esta campaña por el tratamiento del proyecto en todos los colegios, hospitales y barrios porteños. Para sumarse a esta campaña ponemos a disposición un instructivo para enviar por mail a la Comisión de Hacienda ([email protected]) donde actualmente está el proyecto, de esta manera agilizar su tratamiento y demostrar que somos cientos de miles en la Ciudad de Buenos Aires que queremos la separación de la Iglesia del Estado. A su vez abrimos una cuenta de mail para recibir adhesiones:[email protected] ya se han sumado las de: Cristina Banegas, Laura Azcurra, Zuleika Esnal, Adriana Salonia, Elvira Onetto, Alejandra Aristegui, Valentina Cooke, Músicos Organizados, Agrupación Actuemos, CAEL, Campaña Nacional por un Estado Laico, Estudiantes Secundarias por el derecho al aborto, Plenario de trabajadoras. 


 

Campaña por el tratamiento del Proyecto de Ley de separación de la Iglesia del Estado. 


Instructivo para impulsar el tratamiento del proyecto de ley.


1)    Modelo de mail para enviar a la comisión de Presupuesto de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.   


Solicito a la comisión de Presupuesto de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el tratamiento del proyecto de ley con número de expediente 2392-D-2018 del legislador Gabriel Solano que tiene como objetivo dejar sin efecto las eximiciones impositivas establecidas en el Código Fiscal, las cesiones de tierras e inmuebles y subsidios a los servicios que reciben las entidades religiosas en nuestra Ciudad. 


2)    Este mail tiene que ser enviado a la siguiente dirección: [email protected] con copia al mail: [email protected]

También te puede interesar:

Se presentó de manera virtual en medio de la ofensiva de su gobierno por las clases presenciales sin condiciones.
Firman una paritaria que continúa la miseria salarial y la precarización.
Hay contagios en 88 "burbujas", falta de presupuesto y salarios miserables.