06/07/2000 | 672

Que se reestatice AerolIneas y Aznar pague sus deudas

El domingo 2 se reunió una decena de delegados de técnicos aeronáutico s, de Aerolíneas y Austral, de Ezeiza y Aeroparque. Acababan de organizar la masiva ocupación de hangares, al conocerse la noticia de que cobrarían el aguinaldo con retraso y en dos pagos. Al mismo tiempo se hacía efectiva la medida votada por el cuerpo de delegados para el lunes 7: interrumpir tareas, manifestar sobre la Riccieri y realizar en la entrada a Ezeiza una asamblea pública.


Pero el debate fue mucho más lejos. No hubo un solo compañero que no interviniera.


Se caracterizó al «plan director» de los pulpos españoles como un plan de guerra. La posición de De la Rúa de «aceptar todo lo que no signifique despidos» entraña un pacto con el gobierno español para habilitar la rebaja de salarios, los retiros voluntarios (despidos encubiertos), cambios de convenio, cierre de líneas, tercerizaciones, y la quiebra.


Este es un caso ‘piloto’ de rebaja salarial desde la aprobación de la reforma laboral.


Cada uno aportó pruebas sobre la actitud frenadora de la directiva de APTA, que intentó levantar las medidas todo el tiempo por presiones de la gerencia. La opinión pública no conoce el «plan alternativo de los gremios» colocado en el terreno de la patronal.


Por fin, uno de los delegados puso un orden a tres horas de debate en las que ningún problema estratégico quedó afuera, o sea un verdadero programa de este agrupamiento de delegados y activistas combativos:


a) Continuidad incondicional de Aerolíneas en todas sus áreas. No a la tercerización ni al cierre de vuelos.


b) Ningún despido directo ni indirecto. No a la rebaja salarial. Defensa de los convenios colectivos de trabajo de todos los gremios del sector.


c) Denuncia penal por el vaciamiento a cargo de los sindicatos con publicación de la demanda. Apertura de libros de la empresa por una comisión elegida en asamblea.


d) Que el gobierno español se haga cargo de la totalidad de la deuda de Aerolíneas.


e) No a la política de cielos abiertos que aceleraría el descuartizamiento de Aerolíneas.


f) Reestatización sin deudas de la empresa y puesta en funcionamiento bajo control de los trabajadores.


Plan de movilización para llevar adelante este programa


1) Garantizar el corte de la Riccieri y Aeroparque, votados por el cuerpo de delegados.


2) Impulsar el congreso general de delegados de los 6 gremios (7 con pilotos de Austral), para rechazar el «plan director» y convocar a la Asamblea General (ya prefijada para el 12 de julio) de todos los gremios.


3) Impulsar el programa acordado como moción en la Asamblea General.


4) Proponer paro y manifestación el día 29 de julio, fecha de la reunión de Directorio en la Argentina.


5) Resolver en el plenario y la Asamblea General que si despiden un trabajador se responde automáticamente con la huelga general activa de todos los gremios.


La reunión resolvió lanzar un petitorio e iniciar acción judicial por la sanción ilegal (violando fueros) a un delegado y la falta de defensa de la Comisión Directiva. Además, se adhirió a un llamamiento (leído por todos) al movimiento obrero contra la tregua de las centrales obreras después del paro del 9 y se decidió una delegación a una reunión a realizarse el viernes 7 de julio.

También te puede interesar:

Recientemente se realizaron caravanas de los trabajadores de ambas empresas, que vienen sufriendo un gran ataque patronal.
El comienzo de la crisis terminal de la centroizquierda argentina. Escribe Néstor Pitrola.
Despidos, extorsiones y flexibilización extrema.
Oponemos la estatización sin pago bajo control obrero, como parte de un plan económico de los trabajadores. Escribe Néstor Pitrola