27/02/2014 | 1303

Quebremos el ajustazo

Rio Negro

El gobierno de Weretilneck impulsa un ajustazo «modelo» contra los trabajadores. Ha ofrecido un provocador tope salarial del 20% en cómodas cuotas a docentes y estatales. La fuerte inflación generada por la megadevaluación, junto a los tarifazos que ya se han desatado en todos los servicios provinciales -o los que están en puerta- significan un mazazo al poder adquisitivo de los salarios.
El gobierno viene de anunciar recortes de gastos en todos los ministerios -tanto en lo salarial como en infraestructura- y la paralización de la obra pública y el nombramiento de personal. La mentirosa «austeridad» es, en realidad, la continuación y profundización del vaciamiento de hospitales, escuelas y organismos de acción social. Es decir: ataca las condiciones generales de vida de los trabajadores de la provincia, al tiempo que amenaza con sanciones y descuentos a quienes ganan las calles para evitarlo.
El ataque contra el salario, contrasta violentamente con los grandes beneficios que obtendrán banqueros, especuladores y empresarios de la industria de la fruta como consecuencia de la megadevaluación.

La crisis política

El ajuste en marcha ha roto las filas del kirchnerismo. La quita de recursos al Ministerio de Desarrollo Social impactó duramente en el aparato punteril montado por el Movimiento Evita. Su líder, Ernesto Pallalef, que encabezaba la cartera, fue separado del cargo por el gobernador, lo que concluyó en el alejamiento del Evita del gobierno provincial. El ajuste perfila las nuevas alianzas dentro de las filas del FpV: Weretilnek, apoyado por Pichetto, configuraría una formula con el vicegobernador sorista Carlos Peralta, mientras que el intendente de General Roca, Martín Soria (sucesor político de ex gobernador Carlos Soria), estaría llegando a un acuerdo con Massa. Unidos y Organizados, después de su alejamiento, buscará ser la representatividad del kirchnerismo «puro» en la provincia. Ninguna de estas camarillas se opone al ajuste, sólo la rapiña que pretenden hacer con el vapuleado presupuesto es lo que los distancia. La oposición radical y el FAP acompañan en silencio.

Los trabajadores
y los sindicatos

Los trabajadores rionegrinos no están dispuestos a permitir este atropello. Los hospitalarios y porteros han entablado una lucha encarnizada por los 10 mil de inicial. Marchas, cortes de rutas y puentes, festivales y tomas de edificios han sido las medidas adoptadas, las que han superado holgadamente la voluntad de lucha de las direcciones sindicales.

El gobierno sólo ha respondido con descuentos y amenazas de sumarios. No existe por parte de las direcciones sindicales de ATE y UPCN el impulso de un plan de lucha contra el ajuste del gobierno y por las reivindicaciones planteadas. La reciente tregua aceptada por ATE, que promovió levantar las medidas durante 48 horas para avanzar con el «diálogo», es una muestra de la falta de definición de ir a fondo con un plan de lucha unificado de todos los sectores para quebrar el ajuste.

Por otro lado, la conducción de Unter central dejó pasar el cierre de cursos y la pérdida de cientos de cargos docentes. El congreso realizado el 24 de febrero votó por un 35% el pedido de aumento, quedando muy lejos de los 10 mil pesos para el cargo inicial. Aun así, si se consiguiera el aumento exigido, éste deberá quedar sujeto a la reapertura de la paritaria para su actualización. Las escuelas son un hervidero que combinan la falta de infraestructura con la falta de recursos para comedores y limpieza. La docencia se encauzará en breve con el resto de los estatales superando los límites de su conducción.

Una mención aparte merecen los trabajadores de los empaques de fruta en Villa Regina, quienes después de ser entregados por Rubén López (dirigente del sindicato y diputado del FpV) han salido a luchar por sus condiciones laborales. Al igual que los estatales, necesitan la unificación de los reclamos y una salida de conjunto.

Huelga provincial

Frente al derrumbe del sistema educativo y de salud, y el ajustazo en marcha, es necesario el impulso de un plan de lucha de todo el movimiento obrero en defensa del salario, el trabajo y las jubilaciones. Las asambleas de trabajadores deben discutir una salida económica y política propia, para que la crisis la paguen los capitalistas. Está fuertemente planteada la necesidad de una huelga provincial destinada a quebrar el ajustazo.


Marco Medel e
Ivanna Albornoz

También te puede interesar:

Lo afirma José Voytenco, secretario de Uatre luego de firmar y festejar otra paritaria de pobreza ¿Quiénes se llevan la riqueza que producen los trabajadores rurales?
Este miércoles 4 de agosto se ha convocado la primera reunión de la Interhospitalaria, un paso adelante en la lucha de la salud.
El gobernador y la oposición del Frente de Todos celebran beneficios a las petroleras.
Al hambre y el ajuste los enfrentamos en las calles y con un plan de lucha.
Para enfrentar el ajuste, la pobreza y la megaminería.