27/08/2021
Paso 2021

Quién es quién en las elecciones de la provincia de Buenos Aires

Los candidatos del ajuste o el Frente de Izquierda - Unidad lista 1A para enfrentarlos.

La provincia de Buenos Aires tendrá, en las próximas, unas elecciones de dispersión récord. Los precandidatos son más de 15 mil, hay 538 boletas y hasta 27 listas simultáneas solo en La Matanza. Los comicios definirán 35 representantes bonaerenses en la Cámara de Diputados, por lo que competirán 28 listas. A su vez, se renuevan 69 bancas de la Legislatura provincial. Dependiendo la sección de la provincia a la que nos refiramos, hay desde 16 a 22 listas para estos cargos. Por último, el tercer cuerpo de las boletas definirá los distintos recambios en los Concejos Deliberantes y los Consejos escolares municipales, cuya cantidad de bancas en juego varía según el distrito, al igual que la cantidad de listas. Entre tanta confusión es importante preguntarse: ¿Quién es quién en las elecciones bonaerenses? Te contamos todo sobre los principales candidatos a diputados nacionales de cada lista.

Los candidatos del Frente de Todos

El oficialismo lleva como primera candidata a diputada nacional a la empresaria Victoria Tolosa Paz. La elegida para encabezar en suelo bonaerense dimite como presidenta del Consejo de Coordinación de Políticas Sociales, el organismo que nada hizo cuando la pobreza en el país supera cómoda el 50%. Llega también como concejal platense, distrito donde ha hecho fortuna con la especulación inmobiliaria, tanto como miembro de un concentrado grupo empresario en el distrito, la Ciudad de Buenos Aires y la costa atlántica, como incluso en condición de funcionaria del gobierno de Scioli, donde estuvo involucrada en una estafa a vecinos del barrio de Arturo Seguí.

En la lista le sigue luego Daniel Gollán, quien abandonó su cargo como ministro de Salud bonaerense. El manejo de la pandemia junto al gobernador Kicillof fue desastroso. Mientras se saturaban los hospitales, otorgaron un esquema de subsidios a las clínicas privadas con la caja del Ioma en una provincia con un sistema sanitario destruido y desfinanciado. No tomó medidas ante el cierre de trece clínicas en medio de un colpaso sanitario, como el caso de la Clínica San Andrés, e incluso dio luz verde para desmantelar servicios de terapia intensiva durante la baja de casos a fines de sostener la rentabilidad privada.

A la lista oficial le sigue luego la massista Marcela Passo, actual subinterventora de la Administración General de Puertos: la sociedad estatal a cargo del cobro de peajes de la Hidrovía Paraguay-Paraná hasta adjudicarle una nueva licitación privada internacional, un paradigma de la cesión del control del comercio exterior a los pulpos foráneos. Le sigue en cuarto lugar Sergio Palazzo, burócrata de la Bancaria y de los más obedientes de la Casa Rosada, el primero en firmar la paritaria del 29% en sintonía con la meta de inflación trucha de Guzmán. Luego de la quinta candidata, Agustina Propato, esposa del facho Sergio Berni e íntimamente ligada a los empresarios amigos del gobierno responsables del lockout y el vaciamiento de Garbarino, se juegan la renovación otros exponentes de la burocracia sindical como Vanesa Siley, secretaria general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Judiciales (Fe-Sitraju) y consejera de la Magistratura, o Hugo Yasky, el secretario general de la CTA.

Los candidatos de la oposición macrista

La oposición macrista irá dividida en dos listas. Una liderada por el precandidato a diputado nacional Diego Santilli, del PRO, quien renunció como vicejefe de gobierno y como ministro de Justicia y Seguridad del gobierno de Larreta; uno de los cabecillas de la Policía de la Ciudad, cuyos principales jefes hasta vienen de los años de la dictadura militar y son profesionales de la represión. En su lista sigue luego Graciela Ocaña, quien supo ser una funcionaria de renombre en el kirchnerismo, directora del PAMI y ministra de Salud en aquellos años, luego imputada por defraudación al Estado, enriquecimiento ilícito, aportes falsos en campaña electoral y lavado de dinero. Hay otros candidatos de renombre: Gerardo Milman, fue “mano derecha” de la fascista Patricia Bullrich y secretario de Gestión Federal bajo su cartera. Contribuyó a difamar públicamente a la familia Maldonado y a presentar versiones alternas ante los medios de comunicación. Hernán Lombardi también integra la lista a diputados, es el responsable de haber despedido a cientos de trabajadores de Télam durante el gobierno macrista. Está también Alejandro Finocchiaro, ministro de Educación del gobierno de Vidal y del de Macri, artífice de reformas educativas privatistas y ajustadoras como la secundaria del futuro o los recortes de incumbencias que contribuían a degradar los títulos universitarios.

La otra lista de la interna la encabeza el médico radical Facundo Manes, quien se presenta como una “renovación” distinta de la fracasada experiencia macrista, cuando ofició como asesor de la gobernación de María Eugenia Vidal, una gestión que fue significativa en el desfinanciamiento y el derrumbe de la salud pública bonaerense. Su fundación Ineco para la “investigación científica en neurología” es financiada por gigantes de la salud privada tanto a nivel local como internacional. En su lista lo acompañan algunas figuras como Margarita Stolbizer o Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados en los años de Macri, y que se alejó del gobierno de Kirchner luego del 2008 por ser un íntimo de los sojeros y los agroexportadores.

Facundo Manes cuando oficiaba como asesor de la entonces gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

 

Los candidatos del Frente de Izquierda – Unidad para hacerle frente al régimen

En todas las listas anteriores hay elementos en común, porque todas representan una política de ajuste para congraciarse con el FMI. Por eso es que desde el Frente de Izquierda – Unidad planteamos que, inevitablemente, la verdadera grieta es entre los ajustadores y quienes luchamos contra él. Sobre esa perspectiva se desarrolla un contraste de clase. La lista 1A del FIT-U tiene como primeros candidatos a Nicolás Del Caño y Romina Del Plá, que ya han formado un tándem en el Congreso nacional que expresó con tenacidad la importancia de conquistar una bancada de la izquierda. Denunciaron en primera línea todos los pactos de colaboración política del entonces gobierno macrista y la “oposición” kirchnerista, convirtiéndose en la única alternativa real a la agenda de los capitalistas que era asentida a un lado y otro de la “grieta”. De igual forma, el bloque sirvió para impulsar proyectos de ley en consonancia con distintas luchas y reclamos populares, como fue el caso de la marea verde y la pelea por el aborto legal.

El armado también se compone con la candidatura de Néstor Pitrola y con las de Mónica Schlotthauer y Juan Carlos Giordano, que son actualmente diputados y buscan la renovación. Estos candidatos expresan un gran frente único de luchadores obreros y populares que están en las antípodas de cada uno de los anteriores. La contienda electoral plantea un enorme desafío para la izquierda revolucionaria. Por eso desde el Partido Obrero, el PTS e Izquierda Socialista, quienes conformamos la lista 1A del Frente de Izquierda – Unidad, priorizamos unirnos para aportar claridad acerca de quién es quién en esta elección, cuya verdadera polarización es entre los candidatos del ajuste y los candidatos de la izquierda para enfrentarlo.

 

Randazzo y el PJ “outsider”

Si bien la coalición gobernante logró evitar una división en las Paso, la aparición de la candidatura de Florencio Randazzo opera como una interna peronista. El exministro kirchnerista busca presentarse como una vía para los pejotistas disidentes con el Frente de Todos, cuyas tensiones internas crecen cada vez más. Uno de los ejes de su campaña es avanzar sin mayores dilaciones y a toda marcha hacia una reforma laboral que flexibilice y avasalle todas las conquistas laborales y los convenios colectivos de trabajo. Cuenta para ello con figuras en su lista como Carolina Castro, “la mujer de la UIA”, dueña de la autopartista Guidi. La empresa que conduce es un ejemplo claro del atropello patronal contra todas las condiciones de vida de sus trabajadores.

 

Los “libertarios” antilibertad

Quienes se hacen llamar “libertarios” llevan como candidato a José Luis Espert. Es un economista y patrón agropecuario, cuya campaña presidencial en 2019, en la que hizo una defensa abierta de la dictadura militar genocida, estuvo financiada por un empresario detenido por narcotráfico y lavado de dinero, Federico Machado. Otro vocero de la reforma laboral, lo que reclama es la libertad de los capitalistas para sobreexplotar a los trabajadores, y exigir un mayor ajuste del gasto público para reducir impuestos… a los empresarios. Escudados en el discurso de la “defensa de las libertades individuales”, los “libertarios” reciclan herederos del proceso militar y fachos variopintos. Va acompañado de varios referentes de la UCD, el partido ultraderechista fundado por el milico onganista Álvaro Alsogaray. Uno es Hugo Bontempo, su presidente bonaerense. Va también con Carolina Píparo, quien viene de ser diputada de Juntos por el Cambio en la provincia y funcionaria platense del intendente Garro. Es una reconocida defensora de la “doctrina Chocobar” y el gatillo fácil.

 

La izquierda divisionista

Estas elecciones le plantean enormes desafíos a la izquierda. Por eso es que en el Frente de Izquierda – Unidad buscamos por todos los medios poder golpear a los ajustadores con un solo puño. Por eso nos parece equivocada la decisión del MST de presentar una lista separada para competir en una interna del FIT-U, la cual lleva como candidatos en la provincia a Alejandro Bodart y Vilma Ripoll. Se presentan a su vez otras dos listas divisionistas en la izquierda, e incluso hostiles al FIT-U, reproduciendo una política sectaria en la lucha de clases cotidiana. Una es la del Nuevo MAS, que lleva como candidata a Manuela Castañeira. La otra es la de Política Obrera, que en la provincia lleva de precandidatos a Jorge Altamira y a Eva Gutiérrez, luego de haber roto con el Partido Obrero, atacando especialmente al Frente de Izquierda – Unidad. En sus primeras elecciones ya han llegado al punto aberrante de llevar a un defensor de policías torturadores en sus listas en Salta.

En un proceso electoral signado por la vasta crisis social, económica y sanitaria, al ajuste lo enfrentamos con la izquierda que se une para hacerle frente al régimen de hambre y saqueo de los que nos gobernaron en las últimas décadas. Vamos con el Frente de Izquierda – Unidad.