13/04/2016 | 1406

Ramal: “PRO y K preparan un golpe institucional para privatizar la Ciudad”

El lunes 4 se realizó una reunión conjunta de las comisiones que tratan el proyecto de ley para la creación de la Agencia de Bienes. Apenas unos días antes se había realizado la audiencia pública en la que participaron más de unos 200 vecinos. El rechazo al proyecto fue unánime


El lunes 4 se realizó una reunión conjunta de las comisiones que tratan el proyecto de ley para la creación de la Agencia de Bienes. Apenas unos días antes se había realizado la audiencia pública en la que participaron más de unos 200 vecinos. El rechazo al proyecto fue unánime. Sin embargo, en la concurrida reunión de comisiones, tanto el PRO como el kirchnerismo hicieron malabares para defenderlo. Marcelo Ramal denunció que “la creación de la Agencia de Bienes del Estado es un verdadero golpe institucional para la privatización de la Ciudad”.


“La Agencia habilita a la venta de las tierras públicas y permite que lo recaudado se asigne a un fondo especial -o sea, a una caja paralela. Es la extensión a gran escala del 'modelo' de Puerto Madero, Corporación del Sur o Ausa, y que conducirá a la mayor privatización de tierras en la historia de la Ciudad. En lo que constituye un verdadero autogolpe, la Legislatura renuncia al control sobre el patrimonio y los recursos del suelo, y permite la existencia de un verdadero Estado “aparte”. Ese Estado estará formado por emprendimientos inmobiliarios o desarrollos empresariales subsidiados, mientras la 'otra' Ciudad afronta el costo de la saturación edilicia, los impuestazos, el encarecimiento y la falta de vivienda o el deterioro sanitario y educativo” planteó Ramal.


Denunció también el pacto en curso entre el PRO y el kirchnerismo para “maquillar el proyecto”. “En nombre de un difuso aval legislativo a las futuras enajenaciones, el kirchnerismo habilitará al remate inmediato del Tiro Federal y el mercado Dorrego, las megaprivatizaciones que el PRO ya ha comprometido a sus interesados” denunció y adelantó el rechazo del Frente de Izquierda en el recinto y en todos los barrios de la Ciudad.