23/11/2017

Ramallo: gran alerta por la aprobación de un Código de Ordenamiento antiambiental


En total sigilo, el jueves 16 de noviembre los concejales de Ramallo votaron a espaldas de toda la población las reformas propuestas al Código de Ordenamiento Urbano y Territorial (COUT), con las que tanto el bloque Cambiemos como el FpV intentan servirle en bandeja el distrito a empresas altamente contaminantes como Moviport (que se dedica a procesar, fraccionar y almacenar agroquímicos) y Louis Dreyfus Company (aceitera y productora de biodiesel), así como a PTP Group (empresa portuaria cuyo dueño está acusado de contrabando).


 


La normativa posibilita la radicación de fábricas y puertos en la costa de Ramallo, que es una zona de Talares de Barranca y Delta, considerada de muy alto valor de conservación y protegida por leyes provinciales y nacionales. El Paraje El Tonelero, donde PTP Group tiene intenciones de instalarse, es un sitio público de interés histórico y ambiental, lugar donde se libraron una serie de enfrentamientos militares que involucraron a la defensa de la soberanía frente a la flota anglofrancesa en 1845, un paraje muy querido por los ramallenses, lugar donde habitan rancheros y pescadores. Además, a metros del lugar se ubica la Reserva Ecológica Municipal, donde se hallan especies de aves extintas en otros lugares del país, como el carpintero enano. De acuerdo a una investigación que hizo Aves Argentinas, este lugar protegido será gravemente dañado y por ende desaparecerá si se instala dicho puerto.


 


El ex gobernador Daniel Scioli, durante su mandato, vetó un proyecto de ley que declaraba Sitio de Interés Histórico Provincial y que incorporaba definitivamente al Patrimonio Cultural de la Provincia de Buenos Aires al Pasaje “El Tonelero”, dejando la puerta abierta para que los empresarios puedan hacerse de estas tierras para su beneficio. Ahora, la gobernadora Vidal presionó a los concejales locales para aprobar las reformas del COUT y ceder las tierras de alto valor histórico y ecológico a todo el arco empresarial ligado a estas industrias contaminantes, a costa de la salud y el medio ambiente de Ramallo.


 


Ramallo no se vende


 


Desde hace cinco años, la reforma del COUT era impulsada en secreto por todos los colores políticos patronales de la ciudad, en desmedro de la voluntad del pueblo ramallense, y sin importar los riesgos a la salud de toda la población y la destrucción de bosques nativos y humedales.


 


Desde el primer día, sin embargo, los vecinos vienen luchando por defender un sitio histórico de importancia ambiental a través de agitaciones callejeras de concientización, acampes y movilizaciones multitudinarias.


 


La aprobación de la ordenanza de zonificación hizo volver la lucha a las calles: ya se realizó una caravana y se preparan nuevas protestas, un acampe frente al municipio, así como recursos legales y legislativos para impedir la ejecución de esta ordenanza.

En esta nota

También te puede interesar:

La presentó la Concejala Cintia Frencia, junto a Soledad Díaz García.
Los gobiernos y las empresas son responsables.
Los voceros del régimen delatan sus intenciones en política ambiental.
“Todavía no terminan de digerir que logramos restituir nuestra ley guardiana del agua", señaló.